POR LA DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO

Amnistía Internacional Argentina presentó ayer en el Congreso Nacional un petitorio con más de 5.000 firmas donde solicitó que, durante el 2013, se incluya en la agenda legislativa  la discusión sobre despenalización del aborto, informó la ONG a través de un comunicado.

La organización internacional eligió el Día Internacional de la Mujer, que se conmemoró ayer, “para entregar las más de 5.000 firmas que, en sólo tres meses, llevamos colectadas para garantizar la realización de los derechos sexuales y  reproductivos de las mujeres”.

Amnistía está realizando una campaña nacional “a favor de un debate democrático, serio e informado acerca de la interrupción del embarazo, que continuará durante todo el  año”. Además, la organización anticipó que  “lanzará una encuesta a través de la  cual, en una primera etapa, se buscará conocer y difundir la opinión de los legisladores nacionales sobre el aborto y la salud sexual y reproductiva”.

 “El hecho de que existan mujeres que mueren o se enferman gravemente por temor a acudir a servicios sanitarios tras haberse sometido a un aborto en condiciones inseguras y clandestinas obliga a repensar la  política que queremos para nuestro país”, dijo Paola García Rey, coordinadora del área de Protección y Promoción de Derechos Humanos de Amnistía.

Para la dirigente “la penalización del aborto es incompatible con el derecho internacional de los derechos humanos y viola los derechos fundamentales de las mujeres”.

Según la ONG, el Congreso “adeuda una discusión sobre el aborto, cuya permanencia como delito en el Código Penal ha permitido que las complicaciones por prácticas inseguras y clandestinas de interrupción del embarazo sean la primera causa de mortalidad materna en la Argentina”.

Las acciones impulsadas por Amnistía forman parte de la campaña global  “Mi cuerpo, mis derechos”, tendiente a que los gobiernos de todo el mundo “protejan los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, jóvenes y adolescentes, y garanticen su acceso a la información, educación y servicios de salud sexual”.