PONER EN AGENDA UNA PROBLEMÁTICA INVISIBILIZADA

La presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres, Mariana Gras, se refirió a la marcha del 3 de junio para repudiar la violencia contra las mujeres y los casos de femicidio y sostuvo que la misma “permite visibilizar una problema que está invisibilizado” al tiempo que cuestionó la “doble moral” de medios de comunicación y actores políticos y sociales.
La funcionaria, marcó la “contradicción” de aquellos comunicadores que diariamente “cosifican a la mujer” y después se sacan una foto convocando a la marcha “Ni una Menos”.
“La violencia de genero es un problema social que implica un abuso de poder de uno hacia otro, en estos casos es de hombres a mujeres” señaló Gras.
De esta forma, llamó a romper con las “hipocresías” y la “doble moral” que manifiestan “muchos de los actores que deberían trabajar la temática” que termina provocando que sea “muy difícil impulsar políticas publicas de género”.
Por otro lado, la presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres, señaló que existe desinformación sobre el tema y las leyes que están vigentes, por lo que se refirió a la Ley 26.485 de Protección Integral de Mujeres y aclaró que la norma “esta reglamentada” desde el 2010 y “tiene plena vigencia en todo el país” pero todavía requiere de la adhesión y adecuación procedimental por parte de varias provincias.
Además explicó que el proceso de reglamentación de la ley, sancionada en el año 2009, “tuvo participación de todos los Ministerios, del poder legislativo y de organizaciones de la sociedad”.
También, especificó “que aquellos artículos o incisos que no fueron reglamentados, están delimitados por otras normas tanto de fondo (como la Convención de Belem de Do Pará) como procesales”.
“La Ley 26.485 y su reglamento es de avanzada en la región” enfatizó Gras, en tanto sostuvo que “por sí mismas las leyes no son suficientes para erradicar la violencia hacia las mujeres”.
La funcionaria resaltó también que desde el Estado nacional se trabaja en la implementación de programas que “protegen a las mujeres”.
En ese sentido, subrayó la linea gratuita 144 de información, acompañamiento y Asesoramiento a mujeres victimas de Violencia; la “Ayuda Directa Urgente”, para situaciones de emergencia; y el programa “Ellas Hacen” que “busca la independencia económica, la reconstrucción del autoestima y el acceso a la justicia de las mujeres”, explicó.
“Ellas Hacen” es una nueva etapa del programa “Argentina Trabaja”, destinada a 100 mil mujeres, para que puedan formar parte de una cooperativa y trabajar en el mejoramiento de sus barrios. Además tienen acceso al plan Fines que les permite terminar los estudios secundarios.
“60.000 mujeres que ingresaron al ‘Ellas Hacen’ atravesaron por situaciones de violencia de genero”, detalló la presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres, al tiempo que afirmó que “el 47 por ciento de ese total se divorciaron al conseguir el segundo sueldo”.
A su vez, indicó que gracias a los logros del programa “37 países quieren trabajar con el Ellas Hacen”.
Consultada por la medición de las estadísticas de femicidio la funcionaria detalló que “normalmente los procesos de construcción de este tipo de datos suelen llevar entre 4 o 5 años” pero el Estado lleva un año y siete meses trabajando en la generación de esa información y “para fin de año o principio del año que viene” tendrán números precisos.
Finalmente, sostuvo que la marcha ‘Ni una Menos’ “permite poner en agenda una problemática que está invisibilizada.