POCA EXPECTATIVA

Tras cinco meses de acampe en la Avenida de Mayo y 9 de Julio en Buenos Aires, en protesta por los de violencia y muerte en la Comunidad Qom La Primavera acaecidos en la provincia de Formosa.  Félix Díaz, líder y vocero de esa comunidad, fue recibido por el ministro del Interiro, Florencio Randazzo.  En esta entrevista el cacique Qom, explica los alcances y expectativas del encuentro, el papel de los medios, la actualidad de su gente en Formosa y como han sido estos meses en tierras  extrañas para ellos

¿Cómo evalúa la reunión que mantuvo en la Casa Rosada?
“Es un pequeño avance sobre todo lo que estaba pasando porque dejaron pasar mucho tiempo para que seamos escuchados. No puede ser que un Estado que habla mucho el tema del derecho indígena, de derechos humanos, y nos tratan de esta manera, que tenemos que pasar a hacer una medida de fuerza de huelga de hambre, o cortar la avenida para que seamos escuchados. Yo creo que no es que el gobierno tiene una buena predisposición para resolver le problema. Lo que le preocupa al gobierno es la imagen de la carpa, la imagen nuestra. Molestamos, creo que ese es el pensamiento que tiene el gobierno, que salgamos de acá. Lo ideal sería hacer algo y avanzar a través del diálogo. Nosotros hemos estado en la ruta 86 por 4 meses y medio, nadie nos escuchó, nos reprimieron y murió un hermano. Nos trasladamos acá a Capital porque creíamos que era diferente el trato al de Formosa pero nos encontramos con el mismo problema. Tuvimos un acercamiento el 30 de diciembre donde decían que no queríamos dialogar, Randazzo se escapaba, se iban a otros lugares y decía que nosotros, personalmente, que yo no iba a la reunión que nos comprometió a organizar. Esta última reunión que tuvimos no estoy conforme ni seguro, porque van a hacer lo mismo”.

¿Cúal es el sentido del acampe Qom en pleno centro de Buenos Aires?
“Lo que si estamos seguros es que esta determinación que hemos hecho no la vamos a retroceder. No estamos desafiando al poder político, queremos respuesta de la situación, nos gustaría que los funcionarios vinieran acá y pregunten qué es lo que les está pasando, que les hace falta, porque acá hay problemas de salud, los baños están rebalsados, problemas de alimentos. Gracias a la solidaridad de la gente particular podemos resistir porque al estado no le importa nuestra condición. Hemos hecho una huelga de hambre, ellos jamás preguntaron cómo están o viene un médico a controlar. No les importa. Hemos hecho el corte en la 9 de julio y a ellos no les importa lo que estamos reclamando, lo que quieren es que se libere la avenida, jamás dijeron hace cuanto hacen huelga de hambre. Por eso creo que lo que estamos haciendo es histórico, es nuestra propia fortaleza de poder resistir esta opresión que el estado crea para poder decir aflojen, creo que es algo que no tiene que seguir así. Argentina tiene que cambiar la política social, estatal, para poder dar una señal para nuestra participación. Estamos esperando la respuesta del gobierno para ver que determinación toman, porque ellos van a decir que van a encontrar una respuesta negativa, que hemos hecho acuerdo y no se fueron, pero acá no podemos retirarnos porque necesitamos atención urgente en el tema salud, alimentos, los baños, no nos pueden echar así porque tienen la autoridad. El acampe va a continuar hasta el lunes 9, si el lunes hay una señal de voluntad política, si el gobierno de Formosa dice avancemos con esto, esto no esto sí, tiene que ser una agenda con una determinación de resolver los problemas, no de discutir ni dudar, porque nosotros si damos la palabra es que lo vamos a hacer, por eso cuando dije que vamos a esperar si el gobierno cumple, pero acá yo no soy la autoridad máxima soy el vocero de la gente, dependo de la decisión de la gente, porque las cosas que hacemos las hacemos en asamblea, no decido yo, por más que sea la cabeza visible pero no puedo autorizar, decir al gobierno hagan porque yo estoy de acuerdo. Creo que lo importante, el avance es un acercamiento de este gobierno para solucionar y empezar a trabajar el problema. El compromiso de la creación de un registro de comunidades indígenas, una personería jurídica nacional para poder garantizar y proteger los territorios. El tema de seguridad que ya según me dijeron se está avanzando, pero no tenemos informes, como, de qué manera se está haciendo. Todo es verbal y eso no nos da garantías. Queremos algo concreto, si el Ministerio de Desarrollo Social está haciendo algo, que hicieron, que es lo que van a hacer en el territorio. No tenemos novedad.

¿Cómo es la situación en la comunidad La primavera hoy?
La situación allá esa la misma situación la presencia policial, la falta de agua, la falta de atención médica, y la falta de seguridad, que es como algo normal para la comunidad.

¿Cómo evalúa el alacnaxce mediatico que ha tenido en Buenos Aires?
La verdad que es una historia muy nueva, una experiencia muy importante. Yo creo que la lucha indígena ha sido visibilizada socialmente, a través de los medios, a pesar de que algunos medios no dicen la realidad, pero la ciudadanía ya sabe, porque viene acá y se informa, y eso es lo más importante, aquí vienen medios internacionales y me hacen entrevistas, no sé, para ni es muy positivo, muy positivo porque hemos avanzado bastante. En tan corto tiempo podemos instalar el tema indígena a nivel latinoamericano, es un paso muy importante.

¿ Se sintió apoyado por la comunidad Indígena?
La verdad que tenemos muchísimo, apoyo de los indígenas, las comunidades que están en Formosa están haciendo corte de ruta apoyando estas medidas de fuerza, y están ahí amenazados por la gendarmería, por el gobierno provincial, les dicen aflojen porque si no les van a sacar esto, están presionando pero las comunidades están conscientes de que esta lucha es nuestra.

¿Qué expectativas tiene para el futuro cercano?
La verdad que la expectativa es mínima, pero importante. Ir conociendo los actores del estado para ver qué decisión tomar, pero esto no nos genera confianza porque siempre fue el estado quien nos hacía daño, porque la sociedad tiene conciencia ahora, y esa es una ventaja enorme que estamos teniendo, porque hay ciudadanos que vienen acá, se emocionan, les duele lo que nos pasa, anteriormente no sucedían estas cosas, por eso el estado se está obligando a cumplir los derechos de la comunidad porque no se pueden seguir violando los derechos humanos, es un tiempo muy importante el que estamos pasando. Nos damos cuenta que la única manera para convencer al gobierno es a través del diálogo, es la herramienta fundamental para superar cualquier conflicto, si no hay diálogo, no hay posibilidad de mejorar la Argentina.

fuente: delorigen.com.ar