PLENARIO NACIONAL DE INQUILINOS

En el país existen siete millones de inquilinos que requieren de medidas urgentes para paliar el desequilibrio que existe entre las familias que alquilan y el mercado inmobiliario. En este sentido el Frente Nacional de Inquilinos elaboró un proyecto de Ley de Alquileres que en noviembre del año pasado obtuvo media sanción en la Cámara de Senadores y actualmente se encuentra paralizado.

El fin de semana pasado se llevó a cabo en la sede de ATE Capital,  un Plenario Nacional de Inquilinos donde se responsabilizó al diputado Daniel Lipovetzky de “dilatar y tergiversar el tratamiento de la Ley Nacional de Alquileres en la Cámara Baja”.

Efectivamente, la iniciativa se halla atascada en la Comisión de Legislación General, que preside Daniel Lipovetzky  quien presentó su propio proyecto de Ley Nacional de Alquileres. En este sentido, desde Frente Nacional de Inquilinos anticiparon que lanzarán una campaña nacional para “impulsar el tratamiento de nuestro proyecto de ley de forma urgente, sin agregados ni maniobras especulativas”.

Los representantes de las provincias que participaron del Plenario coincidieron en que la problemática común está ligada a la lógica de la rentabilidad del mercado inmobiliario. “La especulación y el lucro inmobiliario se imponen al derecho básico del acceso a la vivienda digna”, afirman.  Ante esta situación, el Frente de Inquilinos Nacional impulsa la desconcentración y la regulación de la vivienda, entendiéndola como un derecho humano.

“Creemos que para generar políticas públicas que faciliten el acceso a una vivienda alquilada es fundamental conocer el estado de situación. Hace años el INDEC dejó de medir el impacto del alquiler de una vivienda en la canasta básica de una familia, lo que genera que las cifras que se obtienen y se difunden no se ajustan a la realidad de quienes alquilan”, enfatizaron los inquilinos, que proponen que el organismo estadístico oficial vuelva a tomar en consideración a los alquileres. “Dejando de ocultar una realidad que abarcar a sectores cada vez más amplios de la sociedad”, afirman.

En este sentido, desde el Frente  Nacional de Inquilinos, consideran que “existen sectores más vulnerables al abuso inmobiliario como es el caso de las mujeres, que además de lidiar con las dificultades propias de alquilar una vivienda, se enfrentan también con la discriminación de género, que se agudiza aún más cuando se entrecruza con otros tipos de exclusiones, por ejemplo: mujeres solteras con hijos, en situación de violencia, jubiladas, migrantes”. Ante esta situación, se resolvió  tener una política nacional más activa para defender el derecho de las mujeres a acceder a un alquiler digno, creando una comisión permanente dedicada a esta tarea.

Con la certeza de que la organización de los inquilinos es la única forma posible para alquilar de forma justa, las distintas organizaciones del país regresaron a sus territorios para seguir trabajando y consolidando esta experiencia inédita de la historia argentina.

Organizaciones nucleadas en la Frente de Inquilinos:

Inquilinos Agrupados (CABA) – Unión de Inquilinos Neuquinos – Asociación Platense de Inquilinos – Unión de Inquilinos de Tierra del Fuego – Unión de Inquilinos de Río Negro – Concejalía Popular (Rosario) – Organización de Inquilinos de La Pampa – Inquilinos Organizados de Entre Ríos – Asociación de inquilinos Sanjuaninos – Inquilinos  Córdoba – Asociación Civil de Inquilinos de Corrientes – Frente de Inquilinos de Lujan – Inquilinos San Miguel – Asociación Misionera de Inquilinos