PERRO, UN CUENTO RURAL

“Perro, un cuento rural” agudiza la mirada sobre cinco seres que viven en un pueblo abandonado de una zona rural, atravesados por el dolor, la angustia y el deseo de sobrevivir a cada día. En ella se cuenta el amor que germina del sudor y la sangre, la violencia impune y morbosa, la chapa, el mate, el facón y los fardos. La obra es el resultado de un montaje dirigido por Claudio Tolcachir en Timbre 4, en el año 2008. Años más tarde, Hernán Grinstein convierte aquella pequeña pieza teatral en una obra de 75 minutos de duración y la estrena en éste año 2013. Todos los jueves de octubre y noviembre, a las 21hs, en Espacio Polonia, Fitz Roy 1477.

Sinopsis
“Perro, un cuento rural” narra la historia de cinco seres atascados en las profundidades del campo. Seres que se cuidan, se encierran, se insultan y alientan del mismo modo que se abandonan al tiempo hasta que la finitud los detenga. Una pelea bestial los sacude. Acordada de antemano, con sangre y dinero en juego, pone en movimiento el mecanismo que lleva a los hombres a la gloria o a la tumba.
Un perro que para sobrevivir muerde la yugular a cualquiera que quiera arrebatarle esa existencia miserable pero existencia al fin. Hambre de perro campeón, que siente la gloria no tan lejos, un esfuerzo más y la ciénaga desaparecerá.

Sobre la obra
La escena transcurre en el campo. Concretamente en los pueblos de Arrecifes y Capitán Sarmiento, pero esto no es del todo estricto. El campo al que se alude en la puesta es el que vive en la imaginación de los actores. Esos vacíos colosales entre casa y casa, entre poste y poste, entre acontecimiento y acontecimiento. Ese horizonte dolorosamente interminable. Esas pieles curtidas, esos personajes enjutos y adustos, prestos a abrir un chancho de parte a parte sin vacilar.
El texto, la puesta y la dirección pretenden realizar el intento de no opinar y no juzgar las vidas de estos seres. Sí, están tamizadas por la poetización y la inevitable subjetividad de quienes le ponen el cuerpo a esta historia. El mayor logro es contar un cuento. En palabras del autor: “Esta obra es un regalo para los sentidos, donde las imágenes, los olores y los sonidos acompañan el relato. La historia versa sobre la ruralidad, sobre la opresión, tal vez, sobre la gloria. Mucho sobre el amor. La muerte estará casi incesantemente, en el perfume, en las acciones, en los textos. El concierto general del material está atravesado por la muerte. Y otra vez: los perros, o el perro”.

Sobre el autor y director
Hernán Grinstein, dramaturgo, director y actor, se formó con los mejores maestros de actores, entre ellos, Claudio Tolcachir, Miguel Cavia, Norman Briski, Verónica Odó, Damian Dreizik, Serge Nicolaï (Théâtre du Soleil, de Ariane Mnouchkine), Pablo Bontá, Tamara Kiper, Pompeyo Audivert y Valeria Kameneth.
En el año 2004 comienza a entrenar con Norman Briski y junto a él recorre el asfalto bonaerense haciendo teatro popular, realizando puestas e intervenciones callejeras durante dos años consecutivos con el “Grupo Teatral de Las Madres de Plaza de Mayo”.
En el 2006 comienza a estudiar con Claudio Tolcachir. Luego de dos años es convocado para integrar su compañía “Timbre 4” y realiza “Tercer Cuerpo” -que se mantiene férrea en la cartelera teatral porteña en su sexta temporada y obtuvo varios premios y nominaciones en mas de 800 funciones, con presencia en 20 países, más de 50 ciudades, ha sido subtitulada en cinco idiomas, en más de 40 festivales de teatro internacionales (entre los que se destacan los de Londres, Nueva York, Miami, Los Ángeles, Chicago, París, Madrid, Barcelona y Zúrich).
Hernán Grinstein logra amalgamar su trabajo sobre el escenario con apariciones en el medio audiovisual y con su otra pasión: la de dirigir teatro. Se embarca en la dirección por primera vez con la puesta en escena de “Pequeña Pieza Psicopática” (del uruguayo Federico Roca) que se estrena en 2011 en Madrid con éxito de público y crítica. Más tarde llega el semimontado “Algunas se matan” que codirige con Giampaolo Samá. Ahora, despiega su talento en “Perro (un cuento rural)” donde además actúa.