PATRIMONIO CULTURAL

La justicia porteña ratificó la prohibición de demoler el petit hotel del barrio de Recoleta donde habitó la ex funcionaria del gobierno de Carlos Menem,en la década de los 90 habitó. ¿La razón? El valor patrimonial de este inmueble y la protección concedida por la ley 2548, que prevé la protección patrimonial de inmuebles cuyos planos hayan sido registrados antes del 31 de diciembre de 1941.
En este sentido, la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo resolvió rechazar el recurso de apelación interpuesto por la empresa Mabaju S.A. (actual propietaria del inmueble) y ratificar el fallo de primera instancia del juez Francisco Ferrer dictado en diciembre del 2015.
El gobierno de la Ciudad hace dos años había autorizado la demolición pero la ex comunera Gabriela Castillo advirtió que no había intervenido la Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales (Caap) que debía determinar precisamente el valor histórico que la construcción, que data de antes de 1941, tiene para la Ciudad.
Si bien los querellantes adujeron en la apelación que la Caap ya se había expedido y que ese resultado era que no tenía valor patrimonial el edificio, esta resolución es para el inmueble ubicado en Junín 1445, cuando el petit hotel está ubicado en Junín 1435.
“No se encuentra acreditado que se haya cumplido el procedimiento especial previsto en la ley 2548, modificada por la ley 3056, respecto del inmueble objeto de este proceso”, ubicado en la calle Junín 1435, ya que “los argumentos brindados no resultan suficientes para rebatir los fundamentos de la sentencia de grado”, expresaron los camaristas en su fallo.
El abogado Juan Manuel Di Teodoro denunció que “tanto el gobierno porteño como la empresa constructora sostuvieron una maliciosa argucia que intentó llevar a confusión al juez, al intentar hacer pasar los inmuebles de Junín 1445 y Junín 1435 como si se tratara de uno solo”.
El petit hotel perteneció a María Julia Alsogaray y se remató en 2009 -cuando la ex funcionaria menemista afrontó una causa por enriquecimiento ilícito-. Condenada por enriquecimiento ilícito y obligada a devolver el dinero mediante el remate del inmueble; el petit hotel.fue entonces adquirido por la firma Mabaju S.A. Esta empresa obtuvo una autorización del gobierno porteño para demoler el inmueble, pero fue impedido por un amparo presentado por Gabriela Castillo.
En un fallo del 18 de junio del año pasado, la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario, ya había rechazado las apelaciones interpuestas por Mabaju SA.. Y el gobierno de la ciudad prohibió modificar el inmueble ubicado en Junín 1435 “hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo planteada”.