NECESITAMOS UNA LEY DE CENTROS CULTURALES

El ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi, admitió que “se necesita” una ley que regule la actividad de los centros culturales en el distrito y aseguró que su cartera tiene previstos gastos por cerca de 2.300 millones de pesos en el 2015, año en que apostará a “consolidar los proyectos y programas éxitos”.
El funcionario macrista concurrió a la Legislatura porteña ayer para explicar, en el marco de la ronda de visitas de ministros al Parlamento, el presupuesto del Ministerio que tiene a cargo para el año próximo y brindar un balance de lo hecho en el 2014.
“En el presupuesto 2015 vamos a consolidar los proyectos y programas éxitos de Cultura“, definió el ministro quien indicó que el rasgo principal de la partida está en “fortalecer las inversiones que se hicieron en los últimos años y en avanzar en la mejora de las ofertas y actividades que se han propuesto“.
Como puntos principales de gestión, Lombardi destacó los objetivos de mejora de la Usina del Arte, la cual posee una “altísima cantidad de actividades artísticas” y mencionó el traslado del depósito del Museo del Cine “Pablo Ducrós Hicken” a un nuevo edificio en el barrio de La Boca.
En relación al Teatro San Martín, el funcionario aseguró que “la idea es que quede intacto. Después de la tercera semana de noviembre comenzaremos con las reformas pero queremos trabajar con el edificio abierto, manteniendo las funciones y horarios de los espectáculos”.
Por otra parte, Lombardi admitió que “obviamente se necesita una ley”, al ser consultado acerca de la falta de una regulación respecto de los centros culturales de la Ciudad, algunos de los cuales fueron clausurados en los últimos meses por la Agencia Gubernamental de Control.
Al respecto, el legislador de Seamos Libres, Pablo Ferreyra, sostuvo que “es muy importante que Lombardi, nada más y nada menos que el titular de la cartera de Cultura de la Ciudad, haya reconocido esta falencia y afirmado su intención de sancionar una ley que regule la actividad que realizamos desde los espacios culturales y artísticos independientes de la Ciudad de Buenos Aires”.
“Hace años que reclamamos una política pública en este sentido, frente a las clausuras y persecuciones sistemáticas que sufrimos”, destacó el diputado.
Por su parte, la diputada del Frente para la Victoria Lorena Pokoik sumó su rechazo a los cierres que realiza el área de control y pidió por “paréntesis con las clausuras hasta la aprobación de la ley porque es muy difícil para los centros culturales subsistir”.