MÚSICA EN LA TERRAZA

Música en la terraza, teatro y poesía en los patios, cine bajo las estrellas y salas para dibujar, leer y jugar serán algunas de las propuestas que ofrecerá de manera gratuita el Centro Cultural Recoleta entre el 10 de enero y el 24 de febrero.
Para el verano 2017 está la muestra “Iconos argentinos. Homenaje”, curada por Renata Schussheim y con fotos de Ginni Mestichelli a más de 60 figuras de la cultura argentina, entre los que figuran Batato Barea, Alberto Olmedo, Leopoldo Marechal, María Gabriela Epumer y Alejandro Urdapilleta.
“Son fotos de gente que armó una Argentina que no está, ni ellos ni esa Argentina”, manifestó Schussheim sobre la muestra que ocupará las salas 3, 4 y 5 y quedará inaugurada desde el 10 de enero. La curadora de la muestra resaltó que “las fotos de Bonavena y Batato son icónicas, la de Cris Miró en el Maipo creo que es la única foto suya que circula”, e indicó que “son retratos de una Argentina que es necesario que se vea”.
Entre las demás muestras de verano estará la del Anuario de Ilustradores, un colectivo de ilustradores independiente que nació hace 10 años y hoy cuenta con más de 100 participantes, caracterizados por el trabajo grupal que da cuenta de la multiplicidad de perspectivas generando una voz nueva y plural, y que se podrá ver en la sala 6.
En el marco del convenio de cooperación cultural de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires, se podrá recorrer “El museo de los mundos imaginarios”, con curaduría de Rodrigo Alonso.
Se trata de una muestra que explora los universos creados por la imaginación de un conjunto de 30 artistas argentinos, una invitación para grandes y chicos que estimula a imaginar y explorar a través de una búsqueda creativa ilimitada en las salas Cronopios, J y C.
Durante el verano también se presentará el proyecto TRIPLEXXX, impulsado por jóvenes artistas y curadores, que resultó ganador de la convocatoria Proyectos de creación llevada adelante por el Recoleta. El proyecto presentará un espacio de encuentro en el que se abrirá el debate sobre proyectos de gestión en artes de artistas sub 30.
“Toda la ciudad está invitada a recorrer una programación que moviliza dentro de las salas y estimula a caminar unos pasos hasta la terraza, que tiene cielo, árboles, viento y música en vivo a lo largo del verano y con entrada gratuita”, expresó Luciana Blasco, subsecretaria de Políticas culturales y nuevas audiencias del gobierno porteño.
En ese marco, Blasco indicó que “una buena parte del arte se cuenta sola en la emoción poderosa del que mira. También contamos el arte en los márgenes alrededor de la obra, impregnados de ella. Creemos que nuestro trabajo es hacer que lo que pasa en el Recoleta sea tan potente que se cuente sólo, y se cuente alrededor por todos los que vengan este verano a vibrar un poco diferente”.
Iván Moiseeff, integrante del comité de contenidos y uno de los responsables del área de Letras del Recoleta, aseveró que durante el mes de febrero, todos los jueves se podrá participar del “Festival del más allá”, que apunta al cruce de manifestaciones y escenas culturales con lecturas, proyecciones, talleres y música y en el que artistas, escritores y agitadores culturales generarán encuentros entre la literatura y otros territorios de la cultura.
“El objetivo es trabajar con referentes de distintas disciplinas, por eso convocamos a colectivos, artistas, escritores y agitadores culturales para que generen cruces entre la literatura y otros mundos: la performance, la música, el espiritismo, la fotografía y los gifs animados”, relató Moiseeff.
Este festival tendrá “tres capítulos”, que se llevarán a cabo desde las 18.30 y hasta las 22 durante los jueves 9, 16 y 23 de febrero. Los temas serán Brujería e Internet, Cuerpo e Interior y La cultura del hacer.
En el primero de los encuentros se explorarán lo arcaico y lo contemporáneo a través de encuentros que cruzan rituales ocultistas y literatura con Malén Denis, fusiones de poesía y gif animados con Tálata Rodríguez y Camilo Sce, y una muestra de fotos proyectadas sobre pared con Inédito Pendrive.
El segundo jueves la idea será indagar en el detrás de escena de la vida con las lecturas de diarios íntimos coordinadas por Juana Isola y Alberto Romero.
En el último encuentro, bajo el título La cultura del hacer, se presentará la feria de plaquetas “En lo pequeño el alma sensible de las cosas grandes”, creada por Nadia Sol, en la que habrá lecturas, conciertos, muestras y talleres de encuadernación y creación de fanzines.
Otro de los festivales será Sudestada, de dibujo e ilustración, que es un nuevo punto de encuentro anual entre profesionales, estudiantes y público con el mundo de la ilustración, el dibujo y las artes gráficas.
Las actividades de verano del Recoleta concluirán el domingo 26 de febrero con una fiesta cultural de 24 horas en las que habrá actividades que van desde conciertos, performances, talleres, muestras, acciones participativas y baile colectivo hasta la mañana del lunes.