“MEDIDA MEDIATICA”

La legisladora Claudia Neira  y el legislador Juan Cabandié recorrieron este sábado las distintas estaciones de la línea A de subte, suspendida desde el mes de enero por decisión del gobierno porteño, para controlar el avance de las obras.

Durante el recorrido, los legisladores criticaron al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, por “quitarle el servicio de subte a los porteños con el único objetivo de generar un golpe de efecto y una medida mediática”. Según se informó mediante un comunicado, Cabandié y Neira conversaron con trabajadores del Subte y confirmaron que, “de los 22 trenes que circularon hasta el año pasado, la línea A reabre con 11 trenes únicamente, 9 formaciones chinas nuevas y 2 formaciones FIAT reacondicionadas”.

En esa línea señalaron que “de esta forma para que la demora no llegue a los 7 minutos entre los servicios, a partir del 8 de marzo todo parece indicar que se cerrarán las estaciones Piedras, Alberti-Pasco, Puan y Carabobo”.

El presidente del bloque del Frente Para la Victoria de la Ciudad, Juan Cabandié, expresó su preocupación por la seguridad del servicio, “si bien los nuevos trenes, adquiridos por el gobierno nacional, son más confortables, la implementación tecnológica de los mismos que está llevando a cabo la gestión local no garantiza mayores niveles de seguridad sino más bien todo lo contrario”.

Por su parte, la diputada Neira, del bloque Buenos Aires 20/21, afirmó que “esto es otra medida sumamente improvisada ya que los pasajeros se concentrarán en las estaciones más cercanas, dificultando aún más el acceso a las formaciones y demorando el tránsito de igual manera”.

En ese marco, agregó que “luego de un mes de tener cerrada la línea no se constata ningún avance significativo en las estaciones, lo único que vemos es un arreglo cosmético de pintura y limpieza”.

“Las obras que se hicieron hasta la fecha no requerían el cierre de la línea, como explicaron los metrodelegados el año pasado, se podrían haber realizado segmentando la línea y/o trabajando de noche”, señaló Neira.

La diputada también resaltó “la hipocresía de esta gestión que demoniza los reclamos de los trabajadores y no le tiembla el pulso para interrumpir la línea durante dos meses sólo para sacarse una foto”.

Al finalizar el recorrido, Neira concluyó que “el altísimo grado de improvisación en la gestión de subte va a impedir el éxito de la triste operación mediática que se propuso el macrismo: menos subtes, más demoras y menos seguridad, es el resultado de la gestión macrista”.

Por último, expresó que “mucho de esto se podría haber evitado si el gobierno de la Ciudad y la empresa Metrovías hubiesen escuchado la propuesta de los trabajadores”.