MAURO CORDA INSÓLITO

Obras fuera de toda convención, que invitan a pensar lo absurdo y lo grotesco así como la vida y la muerte o la diferencia, integran la exposición “Insólito” del escultor francés Mauro Corda que hasta el 1 de marzo próximo se exhibe en el Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori, frente al puente porteño del Rosedal de Palermo.
La exhibición se puede visitar en el Sívori, ubicado en avenida Infanta Isabel 555, de martes a viernes de 12 a 20 y sábados, domingos y feriados de 10 a 20, informaron sus organizadores.
“Insólito” reúne obras realizadas en una variedad de tintes y materiales como cromo, plata, hierro, bronce, resina o aluminio, entre otros, que le otorgan a las composiciones un carácter simbólico y expresivo , y que en su conjunto dan forma a una propuesta artística que se pronuncia contra lo ordinario de una sociedad que estandariza y formatea percepciones.
“La obra se rebela contra la vulgaridad de una sociedad que estandariza y formatea nuestras percepciones. Con impertinencia y gran sensibilidad, el artista subraya las cuestiones más trascendentes de este siglo: identidades, cambios ambientales, epidemias y plagas, innovaciones científicas y genéticas, entre muchas otras”, invitan los organizadores de la muestra.
Corda “propone una trama de visibilidades en la que confluyen la tradición clásica de la escultura modelada y una reflexión contemporánea sobre la condición humana. Esa tensión que lo habita, perturba la mirada ‘normalizada’ que espera cuerpos ideales y encuentra cuerpos incorrectos, inauditos, insólitos”, destaca por su parte, Graciela Limardo, jefa de museografía y curaduría del Sívori.
Corda nació en Lourdes (1960), y recibió importantes premios, participó en numerosas muestras colectivas e individuales en París, Reims, Chambéry, Lourdes, Venecia, La Haya, Miami, Nueva York. Singapur, Hong Kong, Seúl, Shanghai, Ginebra, Beirut, Londres, Monáco y Barcelona, por nombrar sólo algunas.