MAPA DEL FEMICIDIO EN AMÉRICA LATINA

El asesinato de mujeres constituye en pandemia en América Latina, a punto tal que tiene nombre propio: “femicidio” o “feminicidio”. Según un informe de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM) de 2012, en algunos casos alcanza “niveles cercanos a los de pandemia”.
Carmen Moreno, secretaria ejecutiva de la CIM, define este delito como “la suma de todas las violencias”.
Esta es una muestra de lo que pasando en el continente:
México
El informe “Femicidio en México. Aproximación, tendencias y cambios, 1985-2009″, da cuenta que en 24 años fueron asesinadas 34.176 mujeres.
El Observatorio de Feminicidio indica que entre el 2010 y el 2011 desaparecieron 3.000 mujeres. Y registran 529 homicidios de enero de 2011 a junio del 2012.
Guatemala
Entre el 1º de enero y el 16 de octubre del 2012 hubo 512 femicidios. 68 de los casos no han sido esclarecidos.
359 mujeres murieron por arma de fuego, mientras que otras 41 por asfixia; en 28 ocasiones las mujeres fueron golpeadas hasta la muerte y otros 11 cuerpos aparecieron desmembrados.
El departamento de Guatemala es el que presenta el índice más alto de feminicidios, al reportar 204 hechos.
La Comisión Internacional para el Combate de la Impunidad en Guatemala (CICIG) reporta que la impunidad en ese tipo de casos es de 98%.
Datos de La Comisión Presidencial para el Abordaje del Femicidio (COPAF).
El Salvador
De acuerdo con el reporte de la ONU Global Homicide 2011, El Salvador es el país con más feminicidios en el mundo, con una tasa de 12 mujeres asesinadas por cada 100.000.
La Policía Nacional Civil registró 231 asesinatos de mujeres en los primeros siete meses del 2012. Mayo fue el más violento, con 60 asesinatos reportados.
En el mismo período de 2011 se contabilizaron 349 asesinatos, 118 más.
El Instituto Salvadoreño de Medicina Legal señala que en 2011 fueron asesinadas 647 mujeres.
Según la ONU, el 75% de los victimarios son conocidos o familiares cercanos de la víctima.
Nicaragua
Según datos de la Red de Mujeres contra la Violencia, 48 mujeres fueron asesinadas en Nicaragua durante el primer semestre de 2012, incluidas dos menores de 12 años. Ocho fueron violadas antes de perder la vida y 14 habían denunciado que eran víctimas de maltrato.
El 78% de los casos de violencia contra las mujeres ocurre en sus hogares.
Durante 2011 fueron asesinadas 76 mujeres en Nicaragua.
Un informe señala que en la provincia de Managua se comete el 41,35% de los casos de violencia denunciados por mujeres.
El 22 de junio de 2012 entró en vigor en Nicaragua una ley que castiga la violencia hacia las mujeres, sin embargo algunas ONGs han acusado al Estado de no dar los recursos económicos necesarios para la efectiva aplicación de la ley.
Panamá
El Observatorio Panameño contra la Violencia de Género registró 164 feminicidios, desde 2009 a 2012. En ese período, 2009 fue el año más violento con 54 casos. 2012, el menos, con 23.
Los homicidios de mujeres con violencia, que registra el observatorio de 2009 a 2012, son de por lo menos 255 en todo el país, El 60% de ellas tenían menos de 31 años.
En el 52% de los casos, el victimario era familiar o amigo.
Colombia
Aunque el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Colombia maneja uno de los sistemas estadísticos más completos del continente, la institución todavía no produce de forma sistemática estadísticas sobre femicidio.
La vulnerabilidad de las mujeres colombianas, en cualquier caso, es evidente en las estadísticas de homicidio que tiene el instituto.
En el año 2010 se registraron 1.444 homicidios de personas de sexo femenino y 1.415 en el año 2011, lo que equivale a casi cuatro homicidios de mujeres al día.
Y Colombia tiene una de las tasas de homicidio femenino más elevadas del continente: 6,27 por cada 100.000 mujeres en 2010 y 6,1 por cada 100.000 al año siguiente.
Ecuador
Ecuador no publica estadísticas oficiales sobre femicidios ni desagrega por género las cifras anuales de homicidios, lo que hace muy difícil dimensionar la magnitud del problema.
Y, según Jenny Pontón, de la Facultad Lationamericana de Ciencias Sociales, FLACSO, sede Ecuador, las instituciones relevantes del país aún no han logrado establecer la coordinación necesaria para identificar con precisión los casos de femicidio, delito que además aún no está tipificado en los instrumentos penales ecuatorianos.
Las cifras disponibles para Ecuador por lo tanto, son incompletas y responden a diferentes definiciones de femicidio.
Pero un estudio de 2010 de la Comisión de Transición Hacia el Consejo de las Mujeres y la Igualdad de Género sugiere que la mayoría de homicidios de mujeres son resultado de la violencia de género.
Para el estudio, la Comisión analizó los homicidios reportados en cuatro ciudades ecuatorianas durante los años 2005 a 2007, período durante el que se registraron 96 homicidios de mujeres.
“El hecho de que la gran mayoría de los homicidios de mujeres sean femicidios, concuerda con resultados ya encontrados en otros países de América Latina, donde los porcentajes varían entre un 60% y un 90% del total de homicidios de los que se cuenta con información”, afirma el estudio.
Perú
Perú es uno de los pocos países de la región que publica estadísticas oficiales sobre feminicidios, lo que desde 2009 hace el Ministerio Público a través de su Observatorio de la Criminalidad.
Esos registros indican que entre 2009 y 2011 en Perú se cometieron al menos 384 feminicidios y 116 posibles feminicidios, lo que equivaldría a un asesinato “por razones de género” cada 2,19 días.
Las cifras indican un descenso en el número de este tipo de delitos durante los últimos tres años.
Vale la pena destacar que en diciembre de 2011 el concepto fue incorporado en el Código Penal peruano, como agravante del delito de parricidio.
Eso significa que, en Perú, “quien a sabiendas, mata… a su cónyuge, su conviviente, o con quien esté sosteniendo o haya sostenido una relación análoga” actualmente se enfrenta a una pena mínima de 15 años de cárcel.
Liz Meléndez, directora del Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán, en conversación con BBC Mundo reconoció los avances pero -señala- “lo que hace falta ahora es una política pública para la prevención”.
Bolivia
La muerte de una mujer famosa, la periodista Hanalí Huaycho, quien fue apuñalada por su expareja delante de su hijo en febrero, llevó a las autoridades del país a aprobar una ley que condena el feminicidio con una pena de hasta 30 años de cárcel.
La Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia introduce el feminicidio como figura jurídica y crea la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia como organismo especializado de la Policía Boliviana.
Según el Centro de Información y Desarrollo de la Mujer (CIDEM), en enero y febrero de 2013 hubo al menos 30 feminicidios en el país. En 2012 se registraron 104, una cifra superior al total de 2011: 96.
De acuerdo con las estadísticas de los primeros nueve meses de 2012, la mayoría de esos asesinatos (casi el 28%) fueron violaciones seguidas de muerte, mientras que un cuarto ocurrieron tras una discusión. El 16% se dio por celos. Otras causas identificadas fueron la infidelidad, el embarazo, la negación a abortar, a tener relaciones sexuales o a continuar en una relación.
En 2010 ocurrieron 89 feminicidios en Bolivia, según datos recopilados por el sitio feminicidio.net. De acuerdo con un informe presentado en octubre por la Defensoría del Pueblo, de los 335 casos de feminicidios reportados en el país en los últimos cuatro años, 170 (más del 50%) se registraron en el departamento de Cochabamba. Y sólo 27 de todos los casos culminaron en una sentencia para los agresores.
Chile
En diciembre de 2010, el gobierno de Sebastián Piñera promulgó la Ley de Femicidio, que tipifica este delito, convirtiendo a Chile en uno de los pocos países de Latinoamérica que castiga específicamente este crimen.
A pesar de ello, las muertes de mujeres no han frenado. Según el Servicio Nacional de la Mujer de Chile (Sernam), en 2012 se registraron 34 femicidios, una cifra que supera la de 2011, cuando hubo 29 asesinatos. En enero y febrero de 2013 hubo al menos 6 casos.
La directora del Servicio Nacional de la Mujer de Chile (Sernam), Carolina Schmidt, llamó a aumentar las denuncias, ya que según las cifras oficiales en el 73% de las muertes no existe una advertencia previa.
La funcionaria también destacó una sentencia a cadena perpetua otorgada en agosto pasado a un hombre que asesinó a su conviviente, la primera condena de este tipo desde que se aprobó la Ley de Femicidios.
Cuba
En Cuba no existen cifras oficiales públicas sobre feminicidio ni violencia de género, según le señaló a BBC Mundo Sara Más, del Servicio de Noticias de la Mujer (SEMlac) en La Habana.
Más explica que la única cifra que suele ser referida con profusión es la aportada por Marilín Ramos para La Habana entre 1990 y 1995, citada en un trabajo de Clotilde Proveyer.
Proveyer cita el “Estudio sobre muertes de etiología homicida del sexo femenino registrados en el Instituto de Medicina Legal entre 1990 y 1995” de Ramos para señalar que de las mujeres víctimas de homicidio ingresadas al instituto entre esos años en La Habana, el 45% murió a manos de su pareja y el 52% en el hogar.
Haití
En Haití no hay estadísticas recientes, aunque existen trabajos sobre violencia contra las mujeres de antes del terremoto que asoló Puerto Príncipe en enero de 2010.
Amanda Klasing, investigadora de la sección de Derechos de la Mujer de Human Rights Watch que ha trabajado en el después del terremoto, recuerda que en el país la violencia contra las mujeres siempre ha sido un enorme problema ya fuera en medio del clima de inestabilidad política o por los desastres naturales.
“Aunque la violencia contra las mujeres ya existía antes, después del terremoto se convirtió en un problema más crudo por las mujeres desplazadas de sus hogares”, le dijo Klasing a BBC Mundo.
Para la activista, “la atención internacional que ha tenido Haití durante los tres años siguientes al terremoto ha puesto de relieve esta problemática”.
“Lo más importante es que hay proyecto de reforma del código penal que será presentado al parlamento este año que ofrecerá más protección a las mujeres”, concluyó.
República Dominicana
En el año 2011 se registraron 230 feminicidios, según la Procuraduría General de la República, que recopila datos de la Policía Nacional y del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), señala que desde mediados de los años ’80, el uso del concepto de feminicidio -introducido por el Movimiento Social de Mujeres- ha ido calando en la sociedad dominicana.
En los primeros estudios, en el siglo XXI ya se emplea el término como “el asesinato de mujeres, sin importar si es en un escenario público o privado, por la sola razón de ser mujeres”.
Las autoridades dominicanas distinguen entre feminicidio íntimo y no íntimo, refiriéndose el primero a los casos en que el autor tiene una relación íntima, de convivencia o familiar, con la víctima. El 80% del total de los feminicidios son íntimos.
Puerto Rico
En Puerto Rico, las autoridades no manejan el término “feminicidio” pero sí “violencia doméstica”. Las cifras son recopiladas por la Oficina de la Procuradora para las Mujeres, que en 2011, reportó 26 mujeres muertas a manos de sus parejas.
Según Amárilis Pagán, directora ejecutiva de Proyecto Matria, ONG que trabaja en ayudar a las víctimas de violencia de género, la Ley 54 de 1989 contra la violencia doméstica fue un hito histórico.
“Definitivamente marcó una diferencia porque supuso el reconocimiento de que era un asunto público”, le dijo Pagán a BBC Mundo.
Con la ley, “se estableció todo un sistema de apoyo, los tribunales empiezan a tener salas especializadas, aunque no hemos logrado que sea una práctica generalizada”.
Sin embargo, el Tribunal Supremo excluyó a parejas del mismo sexo y extramaritales.
En Coordinadora Paz para la Mujer elevan algo las cifras de la Oficina de la Procuradora al incluir esos casos. Además, incluyen otros aparecidos en la prensa.
Adriana Alonso, coordinadora educativa y de medios de la ONG, le dijo a BBC Mundo que en 2011 se comenzaron trabajos para incluir en el código penal puertorriqueño el concepto de “feminicidio” como tal, aunque de momento no ha cristalizado.
Costa Rica
De enero a junio de 2012 hubo siete feminicidios, según los datos del Poder Judicial de Costa Rica.
La misma fuente reporta que en 2011 el total de asesinatos a mujeres fueron 40, de los cuales 11 se consideran feminicidios.
Cuatro de cada diez mujeres fallecieron a causa de heridas con armas de fuego. 30% de las mujeres fueron asesinadas por arma blanca.
Venezuela
En Venezuela no hay estadísticas oficiales y públicas sobre feminicidio.
Las organizaciones no gubernamentales que trabajan en el ramo comentan que carecen de los recursos necesarios para asumir una empresa de tal calibre.
La profesora Ofelia Álvarez, directora de Fundamujer, le confirmó a BBC Mundo que es imposible conseguir estadísticas respecto al asunto.
Según Álvarez, hace años el Instituto Nacional de Estadística emprendió un proyecto para recabar datos, pero finalmente no salió adelante.
Álvarez, psicóloga social, inició en 2012 un estudio hemerográfico del área de Caracas para tratar de arrojar algo de luz al asunto.
“Intento ver cuáles son las variaciones que ha tenido con el incremento de la violencia social en Venezuela”.
Small Arms Survey, proyecto del Graduate Institute of Interantional and Development Studies de Ginebra (Suiza), sitúa la tasa de feminicidios en Venezuela en poco más de 5,5 por cada 100.000 mujeres, es decir, unos 145 a una población de 14,5 millones de mujeres.
Brasil
En Brasil se estima que una mujer es asesinada cada dos horas en promedio y la mayoría de esos casos podrían ser definidos como feminicidio, según Julio Jacobo Waiselfisz, autor de un “Mapa de la violencia” en este país.
El estudio del instituto Sangari junto con la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), actualizado en agosto de 2012, indicó que 43.654 mujeres fueron asesinadas en Brasil entre 2000 y 2010.
La tasa brasileña de 4,6 asesinatos cada 100.000 mujeres registrada en 2010 (con 4.465 casos) sería la séptima más alta en una lista de 84 países citados por el informe en base a datos homogéneos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) comprendidos entre los años 2006 y 2010.
Waiselfisz le dijo a BBC Mundo que en Brasil “no hay ningún tipo de información oficial” que permita separar casos de feminicidio del total de mujeres asesinadas, por lo cual los expertos trabajan por aproximación.
En base a un análisis de las cifras de violencia contra mujeres en Brasil, el especialista de FLACSO calculó que “más de 50% es crimen doméstico que puede caer en feminicidio”.
Brasil tiene desde 2006 una ley contra la violencia doméstica, conocida como “ley Maria da Penha”, que ha sido citada por las Naciones Unidas como pionera a nivel mundial.
El “Mapa de la violencia” mostró que la tasa de asesinatos de mujeres en Brasil bajó sensiblemente (a 3,9 cada 100.000) el año siguiente de la aprobación de la ley, pero luego volvió a niveles previos, lo que según Waiselfisz y otros expertos señala las raíces culturales del problema.
Honduras
Una mujer cada 18 horas es víctima de un homicidio.
Desde 2005 se ha registrado un incremento de 192% en las cifras de mujeres asesinadas, según el informe de septiembre de 2012 del Observatorio de la Violencia en Honduras.
Para finales de 2012 se podrían reportar más de 600 casos, equivalente a un 30% de aumento, en relación a 2011.
Las edades de las víctimas están comprendidas entre 15 y 29 años y los lugares donde más casos se reportan son las ciudades de Tegucigalpa, San Pedro Sula, Choloma y La Ceiba.
En agosto y septiembre van más de 80 casos en donde dos o más mujeres han sido asesinadas en matazas. Es un elemento adicional para éste año.
Se calcula que hubo 600 femicidios en 2012, 30% más que el año anterior.
De acuerdo con datos de la ONU (reporte El progreso de las mujeres en el mundo 2011-2012) el 10% de las mujeres hondureñas ha sido víctima de violencia física o sexual.
Paraguay
Paraguay es el país del Cono Sur con menos estadísticas actualizadas sobre la muerte violenta de mujeres, según le dijo a BBC Mundo la directora de feminicidios.net, Graciela Atencio.
La Secretaría de la Mujer de la Presidencia de la República (SMPR) no publicó datos de femicidios en 2012 pero informó que entre enero y abril de ese año 435 mujeres se acercaron al Servicio de Atención a la Mujer (Sedamur) para recibir asistencia psicológica y jurídica. En 2011 se atendieron 1167 casos.
Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en 2011 se registraron 25 femicidios, lo que representa una tasa de 0.38 muertes cada 100.000 habitantes, ya que Paraguay cuenta con una población pequeña.
En 2010, la SMPR registró 20 muertes por feminicidio, y en 2009, 30.
La muerte en marzo de 2012 de una mujer asesinada a martillazos por su amante conmocionó a la sociedad y llevó al reconocido diario Abc Color a reclamar un mayor debate sobre la violencia de género.
La misma Secretaría reconoció a través de un comunicado publicado en 2011 que “el femicidio no es todavía un problema reconocido ni tampoco visibilizado socialmente en nuestro país y persiste la ausencia de un registro oficial público sistematizado y actualizado de datos de feminicidio a nivel nacional”.
No obstante, el organismo estatal destacó la creación en 2010 de la Secretaría de Género, dependiente de la Corte Suprema de Justicia.
Uruguay
En 2012 al menos 19 uruguayas murieron como consecuencia de la violencia doméstica, lo que llevó a que en agosto de ese año las organizaciones no gubernamentales realizaran una protesta frente a la Intendencia de Montevideo bajo el lema “Ni una muerte más indiferente”.
Según el Ministerio del Interior, en el primer semestre de 2012 hubo un aumento del 19,1% en los casos de violencia doméstica, en relación a igual periodo de 2011, con 12.004 casos.
En 2010, el sitio feminicidio.net registró 35 feminicidios en ese país. La directora del sitio, Graciela Atencio, le dijo a BBC Mundo que si bien las cifras son más bajas que en los países vecinos, en comparación con la población Uruguay tiene uno de los registros más altos de la región.
Argentina
Ante la ausencia de estadísticas oficiales, en 2009 una ONG dedicada a ayudar a mujeres abusadas, La Casa del Encuentro, creó el Observatorio de Femicidios de Argentina.
El Observatorio es la principal fuente de cifras de femicidios en el país y basa sus cálculos en los reportes de prensa.
Así, estimaron que en los últimos cinco años murieron 1236 mujeres a manos de sus parejas o ex parejas. Eso equivale a una muerte por femicidio cada 35 horas. En 2012 las víctimas fueron 255, una reducción con respecto a 2011 cuando se registró la cifra más alta del último lustro: 282. .
En noviembre de 2012, el Congreso argentino aprobó una ley que endurece las penas para los casos de violencia de género.
Si bien la norma no creó la figura penal del “femicidio”, como pedían muchos activistas, agrava la condena a cadena perpetua cuando un homicidio es cometido por la pareja o ex pareja de la víctima, o cuando es asesinada por su condición de mujer. La nueva ley también amplía el agravante por vínculo a toda relación, y no sólo a las parejas casadas, como ocurría antes.