MACRI SOBRESEÍDO DE LAS ESCUCHAS ILEGALES

La Cámara Federal porteña confirmó hoy la decisión del juez federal Sebastián Casanello de dejar al jefe de gobierno porteño fuera del juicio oral para los restantes 10 procesados en la causa por escuchas telefónicas ilegales, informaron fuentes judiciales.
En lo que constituye un avance hacia un eventual sobreseimiento de Macri, la Sala I del tribunal de apelaciones aceptó el criterio del magistrado de que restan realizar medidas de prueba referidas a su rol en el delito que se le atribuye.
“En lo que respecta a la situación procesal de Mauricio Macri, el legajo ha quedado muy lejos de examinar a fondo todas sus aristas, como entonces se encomendó”, sostiene el voto unánime de los camaristas Jorge Ballestero, Eduardo Freiler y Eduardo Farah.
La Cámara Federal consideró que existen “importantes falencias” en la probanza de que haya sido el jefe de Gobierno porteño quien ordenó que se espiara a su ex cuñado, Néstor Leonardo, y a Sergio Burstein, familiar de una víctima del atentado a la AMIA.
El fallo pondera en cambio “el alto protagonismo” que tuvo el ex ministro de Educación porteño, Mariano Narodowski, en la designación en la órbita del gobierno local del espía Ciro James, quien gestionó las escuchas a través de dos jueces misioneros destituidos y enviados a juicio.
También considera que no fue agotada la investigación en torno a una empresa de seguridad estadounidense que el empresario Franco Macri, padre del jefe de gobierno, dijo haber contratado para espiar a su entonces yerno.
“Pretender demostrar fundadamente que el nombrado (Mauricio Macri) hubiese sido la persona que ordenó la intervención de los teléfonos de Néstor Leonardo y de Sergio Burstein, así como al tratar de sostener la imputación” dirigida en torno a su participación en la asociación ilícita investigada sería “un proceder arbitrario y antojadizo que no hacía sino herir el derecho de defensa del imputado”, sostiene la resolución.
La cámara criticó también la “inactividad” del anterior juez de la causa, Norberto Oyarbide, quien en mayo del 2010 estaba al frente de la investigación cuando subrogaba el juzgado federal 7 -ahora ocupado por Casanello- y procesó a Macri como integrante de una asociación ilícita aseverando su rol como “principal interesado” de las pinchaduras.
En mayo pasado, Casanello envió a juicio oral al ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge Palacios, el ex espía Ciro James, y al ex ministro de educación porteño, Mariano Narodowski, y a dos jueces destituidos en Misiones por esta causa, junto a sus secretarias de Misiones.
Todos están acusados de integrar aquella asociación ilícita que montó una estructura para el espionaje ilegal en el seno del Gobierno de la ciudad, con eje en la Policía Metropolitana, que entonces comandaba Palacios y fue destituido.
“Aun subsistiendo el grado de probabilidad de su intervención”, del jefe de Gobierno, en los hechos por los que fue procesado, el tribunal consideró correcta la decisión de dejar fuera del juicio a Macri mientras se concretan las pruebas pendientes.