FANTASMAS DEL SUBTE

La negociación entre el gobierno Nacional y Ciudad por el traspaso del control y fiscalización de los subtes a la órbita porteña puso la lupa sobre la estatal SBASE, hoy, dedicada a la construcción de obras de expansión y control del patrimonio de la red.
Los porteños podrán quedarse tranquilos a la hora de evaluar el nivel de los recursos técnicos con que cuenta SBASE para realizar la nueva tarea. Sin embargo, esa tranquilidad puede transformarse en preocupación si ponemos la lupa sobre algunos personajes siniestros afines al macrismo. El caso del capitán de navío (retirado) Eduardo Jesús Harris es uno de ellos. Desembarcó en SBASE con la venia del jefe de gobierno Mauricio Macri para tareas de inspección. Está imputado penalmente por estafa y fraude junto a seis oficiales de la Armada Argentina. El Ministerio de Defensa lo acusó de haber favorecido en una licitación a la empresa alemana Ferrostaal para la compra de motores para la Fragata Libertad. La causa está en manos del juez Norberto Oyarbide bajo el número 7428/2010. Por este y otros casos más, el presidente y vicepresidente de la compañía alemana terminaron presos y el jefe de la Armada -almirante Jorge Godoy- pasado a retiro. Actualmente Godoy está procesado por escuchas ilegales.
Le sigue el ex juez Federico Young, apologista de la dictadura y ladero de la lobista castrense Cecilia Pando, fue nombrado por Macri como Director de SBASE. Integra además la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia, entidad dedicada a la defensa de represores genocidas de la última dictadura militar. Siendo el titular de la Agencia de Control Comunal nombró a militares y gendarmes amigos, algunos de ellos están siendo juzgados por delitos de lesa humanidad. Denuncias de organismos de derechos humanos presionaron para que renuncie a la agencia.
El actual presidente Juan Pablo Piccardo no se queda atrás. Como Ministro de Ambiente y Espacio Público creó la UCEP: grupo de matones dedicado a golpear a pobres que dormían en las calles. La justicia lo investiga junto a una veintena de funcionarios del GCBA. Además tiene una causa penal iniciada por los padres de Zahira Morales, la nena a la que se le cayó un árbol sin podar y le provocó fractura de cráneo. En la gestión privada fue denunciado y echado por estafa millonaria a la cervecera Isenbek.
Ni que hablar de la cúpula mayor: el ing. Mauricio Macri sigue procesado por las escuchas ilegales junto al ex Ministro de Educación Mariano Naradowski y al ex Jefe de la Policía Metropolitana Jorge “Fino” Palacios.
Semejantes antecedentes de los mencionados cuadros técnicos evidencian que SBASE fue convertida en refugio de personajes siniestros. Los amigos de Macri podrán quedarse tranquilos porque seguramente pondrá las manos en el fuego por ellos y los recibirá con los brazos abiertos diciéndoles: “en SBASE son bienvenidos”
Agrupación Amigos del Subte