LEGISLAN EL TRATAMIENTO DE LOS MUEBLES EN DESUSO

La Legislatura porteña sancionó hoy una ley que establece los mecanismos de gestión para el tratamiento de los bienes muebles en desuso del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

“La gestión para el tratamiento de los bienes muebles en desuso se efectuará sobre la base de los principios de eficacia, eficiencia, aprovechamiento de los recursos e incorporación gradual y progresiva de criterios de sustentabilidad y de modernización de la Administración Pública”, dice la ley aprobada por 51 votos positivos, con la oposición de Fernando Vilardo (AyL) y las abstenciones de Marcelo Ramal (FIT) y Patricio del Corro (PTS).

La propia norma define a los bienes muebles en desuso como aquellos, “registrables o no, que tengan el carácter de obsoletos, inadecuados, excedentes, destruidos o deteriorados por el uso u otras causas no atribuibles a la responsabilidad de terceros, que integran el patrimonio del Gobierno de la Ciudad”.

El proyecto se trató en el recinto de sesiones después de haber recibido despacho favorable de la Comisión de Presupuesto, Hacienda, Administración Financiera y Política Tributaria de la Legislatura, que preside el diputado Alejandro García (PRO). Originalmente fue una iniciativa de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad.

En sus fundamentos se habla de “agilizar el proceso referido a la baja de los bienes en desuso”, así como “implementar conductas que respeten el medio ambiente”.

Se establece una nueva clasificación, que determina la capacidad de reutilización o transformación de cada bien, con la eventualidad de su reubicación o bien la conformación de stocks de repuestos y la posibilidad de donación.

El producido por la enajenación de bienes, que deberá hacerse por licitación o subasta pública, en este último caso mediante la intervención del Banco Ciudad, será destinado a una partida que atenderá necesidades de reposición de bienes muebles de hospitales y de establecimientos educacionales.

También se podrán donar bienes muebles en desuso a gobiernos provinciales, municipales, organismos y entidades de bien público y, por iniciativa de la diputada María Rosa Muiños (FPV), se agregó que esas donaciones se determinarán para “quienes demuestren mayor necesidad de los elementos a donar y conforme con los criterios y procedimientos que establezca la autoridad de aplicación”.

Para tales fines funcionarán dos comisiones clasificadoras, una encargada de los bienes muebles en desuso en general y una específicamente para los bienes muebles registrables en desuso.

La autoridad de aplicación de las prescripciones y normas contenidas en esta nueva ley es el Ministerio de Hacienda, quien delega sus facultades en las direcciones generales de Compras y Contrataciones y de Gestión de la Flota automotor o en los organismos que en un futuro las pudieren remplazar .

El Poder Ejecutivo, por vía reglamentaria, establecerá los procedimientos y normas operativas necesarias para materializar la gestión de los bienes muebles en desuso conforme los principios generales establecidos en el presente marco legal.

Locales bailables

Por iniciativa de la diputada Inés Gorbea (Suma +) y con despacho de la Comisión de Desarrollo Económico, Mercosur y Políticas de Empleo, se solicitó al Gobierno de la Ciudad informes sobre las inspecciones realizadas durante 2014 y 2015 en locales bailables clases A, B y C.

La diputada reclama del Ejecutivo que “detalle actas labradas, faltas detectadas y sanciones aplicadas durante el período comprendido entre los años 2014 y 2015” y que “acompañe copia de las respectivas actas.”

La ley 2624 creó la Agencia Gubernamental de Control, organismo que concentra el ejercicio del poder de policía sobre condiciones de habilitación, seguridad e higiene de establecimientos públicos y privados, obras civiles de arquitectura y control de salubridad de alimentos; que ejerce la función de controlar y fiscalizar la seguridad, salubridad e higiene y condiciones de funcionamiento sobre establecimientos de todo tipo, incluidos los locales bailables, recordó el despacho de comisión.

Hospital británico

Por ley de segunda lectura (se aprobó en primera instancia y luego pasó por audiencia pública), la Legislatura aprobó una adecuación de afectación parcelaria para permitir que se realicen obras de ampliación en el Hospital Británico, del barrio de Barracas, casi en el linde con Constitución.

Se argumentó que se harán ampliaciones edilicias para mayores prestaciones de salud, un nuevo acceso por la avenida Caseros (a la altura de calle Perdriel), estacionamientos propios y puesta en valor del edificio.