LEGISLADORES ACOMPAÑAN A ESTUDIANTES

El diputado socialista Rául Puy, junto a los legisladores María Elena Naddeo, Gonzalo Ruanova, Gabriela Alegre, Tito Nenna y Laura García Tuñon, participaron de la manifestación que realizó hoy a las 14, la Coordinadora Unificada de Estudiantes Secundarios (CUES), frente a la Legislatura porteña, con motivo de exigir a la derogación del memorando 912-750, enviado por la Dirección General de Escuelas de Gestión Estatal, organismo dependiente del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires. Dicho documento “recomendaba” a los directivos de los colegios “denunciar a los estudiantes que participen en medidas de acción por la mejora edilicia de las escuelas”. Además, se hicieron presentes en la movilización la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-CTERA), Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y Familiares de Detenidos Desaparecidos por Razones Políticas.

Los estudiantes que mantienen tomados más de 20 colegios le reclaman al Gobierno de Mauricio Macri la ejecución total del presupuesto destinado a Educación. También, exigen la solución de los problemas edilicios y de infraestructura que aqueja, de manera grave, a las instituciones educativas y, por último, piden que “el nivel educativo mejore, con el consecuente pago de salarios dignos a los docentes”.

Puy, hace unos días, había cuestionado duramente “la confección de listas con la identidad de los alumnos que participaran en las tomas, que el Ejecutivo porteño les pidió a los directores y rectores de las escuelas secundarias públicas”. El legislador de Diálogo por Buenos Aires había manifestado que “este tipo de prácticas, sólo eran comparables a las que orquestadas por el gobierno de facto, durante la última dictadura militar.

La CUES, hace pocas horas, decidió realizar una nueva movilización mañana a las 16, hacia la sede del Ministerio de Educación porteño, ubicada en Paseo Colón 255. Allí, los estudiantes tienen prevista una reunión con el ministro de Educación, Esteban Bullrich, a las 18. Luego de dicho encuentro, tomarán la decisión de seguir con la medida de toma de los establecimientos o levantarla.

Puy opinó que “si las intenciones de Bullrich son llegar a un acuerdo mediante el diálogo respetuoso, comprometiéndose al mejoramiento de las condiciones de infraestructura de las escuelas, así como también, destinar un mayor presupuesto y ejecutarlo en tiempo y forma, quizás se logre una solución al conflicto. En forma contraria, si el ministro continúa con su política de ponerles el mote de criminales a los chicos que reclaman lo que es justo para ellos, como viene haciendo hasta el momento, los diputados nos vamos a ver obligados a tomar medidas más drásticas”.