LA MÚSICA EN LA FOTOGRAFÍA

Desde hace diez años, el ciclo de exposiciones fotográficas del Museo “Isaac Fernández Blanco”, ha permitido al público redescubrir a grandes autores clásicos de nuestro continente. Ha brindado a su vez la oportunidad para que investigadores conocieran en profundidad la obra de estos artistas fundamentales de la fotografía americana, en contacto directo con negativos y fotos vintage de sus respectivos archivos.
En este sentido,  el Ciclo de Exhibiciones fotográficas MIFB, que se desarrollan en el Palacio Noel de calle Suipacha 1422, preparó la muestra “La música en la fotografía de grandes maestros latinoamericanos Martín Chambi, Pierre Verger Y Leo Matiz”. La misma estará expuesta del 19 de junio al 27 de julio.

Las exhibiciones “Martín Chambi. Poeta de la Luz” (2001), “Pierre Verger. Retrato de Sudamérica” (2005) y “Leo Matiz. Pasiones en Blanco y Negro” (2006) representan hitos de aquella labor y han posibilitado mantener una estrecha relación profesional con las entidades que resguardan y difunden su legado visual.
A partir de la increíble variedad y calidad de la obra de estos fotógrafos y de aquel trabajo paciente en sus archivos, surge la idea de realizar esta exhibición que reúne a los tres autores, Martín Chambi, Pierre Verger y Leo Matiz, bajo un tema común que los ha fascinado y ha merecido parte importante de sus producciones.
Efectivamente, resulta llamativo que todos ellos hayan dedicado largo tiempo y esfuerzo a la captura de memorables imágenes de músicos, escenas festivas, ceremonias y rituales en los que sus participantes, la música o los instrumentos alcanzan un protagonismo central.

“La exhibición que aquí presentamos viene a celebrar esa pasión común y nos permite gozar de un conjunto de 60 imágenes de gran belleza, impacto visual y riqueza iconográfica; tomas que resultan además de gran interés para la investigación musicológica y organológica”, explican Leila Makarius y Jorge Cometti, curadores de la muestra.

Este proyecto de manifiesto el trabajo y competencia del MIFB en dos campos de su incumbencia temática: el fotográfico y el musical, labores que la institución expresa en el primer caso, a través de su ciclo de exposiciones temporarias o en la investigación, conservación y exhibición de su acervo permanente. En el segundo caso, con la puesta en valor de su colección de instrumentos antiguos, la producción de sus temporadas anuales de música de cámara o la labor artística de su conjunto de música barroca residente.
“La música en la fotografía de tres grandes maestros latinoamericanos” vuelve a promulgar el talento de estos tres artistas imprescindibles así como la riqueza y variedad de las expresiones culturales de nuestro continente.

chambiMartin Chambi nació en Coaza, Puno, Perú, el 5 de noviembre de 1891, de origen indígena y de familia humilde, llegó a la fotografía casi al azar. De adolescente y apenas con estudios primarios, se mudó a Arequipa donde aprendió fotografía en el estudio de Max T. Vargas. Es el primer fotógrafo en retratar a su pueblo en su propia perspectiva cultural: montó en Cuzco su estudio e hizo de su labor fotográfica social su profesión y con ella forjó su porvenir y el de su familia, pero también y fundamentalmente documentó profusamente el legado de su cultura: sus fiestas, tradiciones, personajes, paisajes y sitios arqueológicos. Chambi utilizó para su trabajo una enorme cámara de placas. “…Leí que en Chile se cree que los indígenas no tienen cultura, que son incivilizados, que son intelectual y artísticamente inferiores comparado con los europeos. Más elocuentes que mis palabras son los testimonios gráficos. Es mi esperanza que testigos imparciales y objetivos examinen estas evidencias. Siento que yo represento mi raza y que mi pueblo habla a través de mis fotografías…”

vergerPierre Verger nació el 4 de noviembre de 1902 en Paris, Francia. Fue un reconocido fotógrafo y etnógrafo autodidacta y dedicó gran parte de su vida a estudiar la diáspora africana, el comercio de esclavos, las religiones afro-brasileras y el flujo económico y cultural desde y hacia África. Sus importantes estudios le valieron un doctorado en la Sorbona en 1966, a pesar que a los 17 años tuvo que dejar la escuela formal. Fue fotoperiodista y utilizó mayormente para sus fotografías una cámara Rolleiflex. Viajó por todo el mundo hasta radicarse en Brasil. Manifestó a lo largo de toda su vida una intensa pasión por la búsqueda de su propia libertad, sentimiento que expresara a lo largo de toda su obra visual. “…La sensación de que había un vasto mundo era constante y el deseo de ir a verlo me llevaba hacia otros horizontes…”.

matizLeo Matiz nació en 1917 en Rincón Guapo, una aldea de Aracataca, Magdalena, Colombia. En su adolescencia viajó a Bogotá para trabajar en el periódico El Tiempo y frecuentó la vida bohemia de los cafés departiendo, hacia finales de la década del 30 con los pintores y caricaturistas colombianos más famosos. De formación académica, fue reportero gráfico y un incansable viajero. Vivió en México y Venezuela y visitó varios países del mundo. Sus retratos reflejan gran interés por la música popular y académica y sus dotes de fotorreportero y gran artista visual lo acercaron a tomas de grandes artistas plásticos, escritores y políticos coetáneos, en su gran mayoría tomados con su cámara Rolleiflex. Era un artista multifacético, dibujante, caricaturista, pintor y fotógrafo. “…Yo disfruté el oficio de la fotografía porque estaba dominado por el ansia de conocer. De niño sólo observaba. Cuando descubrí la fotografía y aún ahora, pienso que he observado previamente. Soy pintor por atavismo, fotógrafo por hambre y loco por talento…”.