LA MALDECIDA DE FEDRA

La actriz Eleonora Wexler, quien estrenara el 7 de julio en Hasta Trilce “La maldecida de Fedra”, dirigida por Marcelo Moncarz y que marcó su primera experiencia dentro de un unipersonal, destacó que la fuerza de la pieza “está en mostrar a una perdedora convertirse en heroína pero con características absolutamente humanas”.

“La intensidad del monólogo está en el interior de esta mujer, acostumbrada a existir como un personaje menor, puesta al frente de su triste destino a protagonizar su propia tragedia”, indicó Wexler sobre el texto escrito por Paula Suárez.
Es que “La maldecida” es un recorte, una adaptación, inspirada en la tragedia de Fedra del dramaturgo francés Jean Racine, de donde la autora tomó un personaje y le creó un destino distinto –e impensado- al de la pieza original.
Puntualmente el texto aborda los últimos momentos de Pelegrina, sirvienta de Fedra –única razón de su existencia dentro de la primera versión- que aquí se la verá desterrada de su hogar y atravesando sus últimos instantes de vida sufriendo por una pena de amor.
“Lo conmovedor es quitar a una perdedora de su contexto habitual, convertirla en protagonista de un realidad tan mortal como cualquier historia que involucra el corazón. Y en esa búsqueda desesperada recorremos su historia, su infancia, su condición de maldecida”, describió Moncarz.
“Es una mujer indefensa luchando por encontrar, aunque sea en el final de su vida, algo tan desconocido para ella como la felicidad. Es un material dolorosamente triste y al mismo tiempo poéticamente bello, impecable”, agregó.
Tal vez la mayor particularidad de la puesta unipersonal orquestada por Moncarz es que será interpretada por las actrices Eleonora Wexler, Maiamar Abrodos y Georgina Rey en tres temporadas sucesivas de dos meses cada una.
“Me parecía interesante mostrar que con una misma escenografía, iluminación y letra, tres actrices pueden montar obras completamente distintas, aplicando colores dramáticos y viajes sensoriales muy personales”, explicó el director de “La gaviota” y “Mi querida”.
Sobre los matices que recorre la versión de Wexler, la intérprete que recién termina de grabar la tira “Noche y día junto a vos” (El Trece) relevó la capacidad de “La Maldecida” de “hablar constantemente de temas universales”.
“El amor, los vínculos, la sumisión, los sentimientos; el texto abreva en todas esas historias que a pesar de no tener un final feliz exigen la oportunidad de ser contadas”, resaltó.
Ademas del itinerario emocional que propone la pieza, Wexler admitió las dificultades que implica sostener en soledad una obra –su primera experiencia en 32 años de carrera- sobre un escenario.
“Implica un desafío desde todo punto de vista: es mi cuerpo, mi palabra, el cómo voy a contarlo, qué matices le voy a dar para que el público no se escape de la historia y yo pueda convertir la pieza en una experiencia transformadora para todos”, afirmó la actriz de 41 años cuya última experiencia en las tablas había sido “Las descentradas” (de Salvadora Medina Onrubia) en el teatro Regio.
Al respecto, Moncarz develó que su intención es “desafiar a los espectadores” y destacó la capacidad de las tres actrices para encarnar el desafío: “Estamos frente a los últimos minutos de vida de una persona y eso no es fácil de sostener. El espectáculo no pasa los 55 minutos, porque si hay regodeo, si se extiende, se pierde”.
“La Maldecida de Fedra” se presenta los martes a las 21 en Hasta Trilce de calle Maza 177.