LA MALANCA EN LA BOTICA DEL ANGEL

En el ciclo viernes culturales en la Botica del Ángel, esta noche a las 21.30 se presentará Patricia Malanca junto a Fundamentango y Agustín López Nuñez (Desdramatizando tangos), este viernes 25 de octubre, a las 21.30, en La Botica del Ángel, Luis Sáenz Peña 541, entre Venezuela y México.

Patricia Malanca . Sus apasionadas interpretaciones, han hecho vibrar a públicos del mundo en giras internacionales, tanto como al público argentino en los circuitos típicos de bares porteños. Patricia es una cantora e intérprete del bajo fondo porteño, de la bohemia que se pegotea en los tacones y en las vísceras.
A lo largo de su trayectoria, ha participado de los típicos circuitos tangueros y ha actuado en todos los programas clásicos de tango en radio y TV de Buenos Aires, así como en festivales de todo el país, ha ganado los concursos representativos del género y ha realizado giras por Europa, Latinoamérica, Oceanía, Asia, y Japón. Pero su mas inflamada magia brilla y luce en la bohemia de los cafetines de los márgenes, haciendo honor a la cuna de talentos donde el tango y ella se encontraron: los suburbios.

La Botica del Ángel es un original ámbito artístico porteño creado por el modisto y escenógrafo Eduardo Bergara Leumann en 1966. Su primera sede estuvo ubicada en la calle Lima 670, del barrio de San Telmo. Nació como centro alternativo de vanguardia en el año 1966, durante el gobierno militar de Juan Carlos Onganía. En un espacio rodeado de objetos, de imaginería kitsch y decorado por memorabilia (entre otras de Alfonsina Storni, Alejandra Pizarnik, Eva Perón, Zully Moreno, Victoria Ocampo, etc.) y obras de grandes artistas argentinos como Antonio Berni, Josefina Robirosa, Guillermo Roux, Raúl Soldi, Edgardo Giménez y otros, el desenfado de su animador y propietario convocó y propició los debuts musicales de figuras como Susana Rinaldi, Nacha Guevara, Marikena Monti, Valeria Lynch, Horacio Molina, Marilina Ross, el Cuarteto Zupay y Leonardo Fabio y las participaciones o reapariciones de legendarias figuras del quehacer cultural y artístico argentino como Libertad Lamarque, Niní Marshall, Alberto Castillo, Luisa Vehil, Manuel Mujica Láinez, Mecha Ortiz y Tania. El ambiente desacartonado e insolente era de café concert y la audiencia nunca sabía si era audiencia o protagonista de alguna de las ocurrencias de su fundador.
La primera Botica cerró sus puertas debido a las obras de ensanche de la Avenida 9 de Julio, para dar paso a una segunda – el Templo del Ángel -en la calle Luis Sáenz Peña 541 de mayor envergadura, en un templo abandonado que Bergara Leumann redecoró y que hoy es un museo del barrio de Montserrat. La segunda etapa de la Botica no fue tan exitosa como la primera señalando el principio de su fin como espacio alternativo.
Hoy integra los sitios de interés cultural de la ciudad de Buenos Aires como ámbito especializado en los años sesenta, posee 33 ambientes con diversos escenarios. Depende de la Universidad del Salvador.