LA LUCHA POR UNA VIVIENDA DIGNA

Vecinos de un inmueble ocupado desde hace 30 años en el barrio porteño de La Boca, que fueron notificados de que serán desalojados, reclamaron hoy que se frene la medida y que se les dé una solución habitacional.
En el edificio, ubicado en Ministro Brin 1257, viven unas 14 familias, donde hay 29 menores y algunos con problemas de salud, que están en el lugar desde hace 30 años algunos, y otros entre 15 y 10 años.
El predio donde está el inmueble era propiedad del Estado, quien lo subastó después de intentar desalojarlo, aseguró Oscar Rolón, vocero del Frente Darío Santillán, de La Boca.
Con el apoyo de organizaciones sociales y bajo el reclamo de “una vivienda digna”, los vecinos asistieron a una audiencia que fue citada por el juzgado civil número 1, en Retiro.
“Hace un mes fueron dos personas al edificio diciendo que hay un desalojo, que vayan viendo dónde van a ir, y se llamó a esta audiencia, que es la primera, pero no se decidió nada y se pasó para una segunda audiencia el 4 de octubre”, precisó Rolón.
Por su parte, Emilia, vecina del inmueble y mamá de una nena con discapacidad, precisó que “el desalojo está previsto para el 24 de octubre, según dijeron, pero todavía no se arregló nada, nadie encontró un lugar donde ir a vivir, no nos aceptan con chicos”.
“Pedimos una vivienda digna, porque acá hay familias que estamos desde hace 30 años”, dijo, tras añadir que “nosotros no queremos que nadie nos regale nada, proponemos pagarla o que nos den una vivienda o el subsidio habitacional todo anticipado”.
La mujer expresó que “los chicos van a la escuela, mi hija va a un colegio diferencial, no nos pueden dejar en la calle; si hay un dueño que adquirió esta vivienda con nosotros adentro, que se haga cargo o que el gobierno de la ciudad nos resuelva el problema habitacional”.

Villa 31
Los vecinos de la Villa 31, del barrio porteño de Retiro, continúan exigiendo un plan de urbanización para ese asentamiento, a pesar de que el gobierno macrista se niega a tratar el proyecto en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.
Demian Konfino, abogado de los vecinos de la Villa 31, explicó que “mientras el gobierno porteño dice que espera la cesión de las tierras por parte del gobierno nacional, en la Legislatura duerme el proyecto para urbanizar el barrio”.
“La regularización dominial no es algo a lo que los vecinos nos opongamos, pero para la realidad del barrio eso hoy es secundario, porque antes de definir qué vecino es propietario de
qué espacio hace falta abrir muchas calles, conectar varios servicios básicos, construir una enorme cantidad de infraestructura y establecer un código de urbanización que reglamente las construcciones”, señaló el abogado.
“Todas esas cosas pueden hacerse sin tener que esperar a que el Estado nacional le ceda las tierras a la ciudad, porque en el último caso el mismo Estado nacional podría ocuparse de esa regularización, pero el gobierno porteño en tanto sigue sin hacerse cargo de la urbanización”, aseguró.
En ese sentido, el abogado dijo que “en 2011 la mayoría de las fuerzas opositoras consensuaron un proyecto de urbanización, pero como en las comisiones el PRO aplica la mayoría automática esa iniciativa murió cajoneada”.
Advirtió que “en una reunión en la Legislatura todos los bloques opositores acordaron volver a la carga con un proyecto conjunto de urbanización para la villa 31, habrá que ver si se aprueba y que pasa si al Jefe de Gobierno (Mauricio Macri) se le ocurre vetarlo”.
“Los vecinos vamos a seguir exigiendo que se respeten nuestros derechos, tenemos el mismo derecho a calles, servicios e infraestrctura urbana que el resto de los vecinos de la ciudad y no vamos a dejar de recordarle al gobierno porteño que esa es su responsabilidad”, advirtió Konfino.