LA INFLACIÓN EL LA CIUDAD

A contramano del INDEC nacional y de las mediciones de la CGT, esta tarde la Dirección General de Estadística y Censos (DGEC) de la ciudad de Buenos Aires informó que la inflación en enero fue del 1,9%. Según el organismo metropolitano, la inflación anual pasó del 41% de diciembre al 38% en enero. Por lo que  la marca de la Ciudad se ubicó 46% por encima de las cifras lanzadas esta semana por el INDEC, que midió un incremento en el costo de vida del primer mes del año en 1,3%; y quedó así, arriba del promedio de 1,65%  que estimaron las consultoras privadas.

José Donati, a cargo de la  DGEC, señaló que la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPCBA) de enero en la Ciudad, “respondió a las subas en los rubros: vivienda, agua, electricidad, combustibles, alimentos, bebidas no alcohólicas, restaurantes, hoteles y recreación, que en el conjunto significa un alza 65,6% del Nivel

Durante el mes de enero la inflación rubro por rubro en la Ciudad, alcanzó los siguientes índices: Bienes de consumo, 1,3%. Servicios, 2,4% mensual. Precios estacionales, como los de las hotelería que varían por la temporada, 1,7%. En tanto los precios regulados por el Estado se incrementaron hasta el 1,3% mensual. La suba precios en productos que representan al conjunto más amplio de bienes de la economía, lo que se denomina comúnmente “inflación núcleo”, trepó un 2% mensual.

La “inflación núcleo” es la que marca la tendencia subyacente de los precios de la economía. Y, mientras que para el INDEC, “se desaceleró del 1,7% al 1,3% en el transcurso de un mes”. Para la medición de la Ciudad, se aceleró del 1,3% al 2%.

En enero, mientras para el INDEC no hubo incremento en los precios de los rubros “Vivienda y servicios básicos”, para la DGEC de la Ciudad, éstos avanzaron un 2,4% mensual. Lo mismo sucedió en el rubro “Equipamiento y mantenimiento del hogar”, mientras  que para el INDEC subió 0,9% y para la Ciudad se incrementó 2,6%. El caso contrario sucedió con el rubro atención médica, donde el INDEC (1,4%) registró una suba mayor que la DGEC (1%). Y si bien para ambos hubo una reducción de los precios de la indumentaria, en la Ciudad bajaron 1,3% y para el INDEC la baja fue más pronunciada: 2,2%.