LA FOGATA DE PARQUE AVELLANEDA

Un millar de porteños participaron de la tradicional fogata de San Pedro y San Pablo que se celebró el sábado 28 de junio en el Parque Avellaneda. Allí, quemaron un fantoche y exigieron al gobierno de la ciudad de Buenos Aires que cumpla con la ley de manejo de ese espacio público, que este año cumplirá un siglo.
Héctor Alvarellos, director del Grupo de Teatro Callejero La Runfla, contó que “las fogatas de San Pedro y San Pablo se hacen desde hace más de 20 años en el Parque Avellaneda, y miles de vecinos se acercan siempre al fantoche para dejar un papel con las miserias de cada año que quiera quemar junto al muñeco, eso sí, no vale escribir nombres de personas”.

fantoche2
La celebración-organizada por escuelas, actores culturales del Parque Avellaneda, personal del Complejo Cultural Chacra de los Remedios, el Curso de Formación del Actor para la Actuación en el Espacio Abierto dependiente de la EMAD (Escuela Metropolitana de Arte Dramático), La celebración fue organizada por las diferentes agrupaciones artísticas e instituciones que realizan sus actividades dentro del parque-, comenzó cerca de las 16 en la puerta del ex centro de clandestino de detención `El Olimpo`, en Ramón Falcón 4250, desde donde partió la procesión del fantoche, que fue trasladado por brujas y payasos que invitaban a los vecinos a poner sus miserias en las ataduras del muñeco.
Cerca de las 18 la procesión llegó al parque, rodeado de malabaristas en zancos, bailarines, percusionistas, payasos y otros personajes que tomaban nota de las `miserias` que los vecinos querían quemar y las pegaban en el fantoche.
Luego de una serie de espectáculos, el fantoche dió un discurso sobre la falta de gestión del espacio público, la indiferencia ante la diversidad y el no cumplimiento de leyes como la 1.153, que ordena la gestión asociada del Parque Avellaneda. El discurso del muñeco fue interrumpido por la participación de artistas y músicos del parque, que encendieron antorchas y bengalas para que todos los vecinos presentes se sumen al canto del “Feliz Cumpleaños” al Parque Avellaneda en su centenario.
Después, los organizadores pasaron la gorra entre los vecinos y explicaron que con lo recaudado se solventará la fogata del 2015, ya que el festejo no cuenta con financiamiento oficial por parte del Gobierno porteño.
Finalmente, el Fantoche de seis metros de alto, construido por los estudiantes de la EMAD, fue acompañado por los pequeños fantoches construidos por otras organizaciones barriales hasta la pira ubicada junto a la autopista Perito Moreno, dónde ardieron junto a miles de mensajes de los vecinos que se reunieron en una gran ronda alrededor del fuego.
Héctor Alvarellos, dijo que”todas las organizaciones sociales e instituciones que participamos de la celebración queremos que se cumpla la ley 1.153 de gestión asociada y para eso hace falta que cada ministerio porteño aporte el presupuesto que indica la norma”.

fantoche-1
“La ley de gestión asociada nació de la experiencia en la que todos los espacios vecinales y culturales que desarrollamos actividades en el parque nos coordinamos para gestionarlo, pero el macrismo se ha desentendido de ese diálogo”, apuntó.
El artista denunció que “la casona del parque está inhabilitada, el natatorio de 1927 tienen muchos problemas, la escuela de teatro se llueve, recién hace unos días volvieron a abrir los baños públicos y además el gobierno porteño piensa instalar un playón para manejo de residuos en la parte del espacio verde que da a la autopista”.
“Todo esto pasa porque no dialogan con los vecinos, vienen y abren una estación saludable adentro del parque cuando hace poco abrieron otra a menos de cien metros de la entrada, o ponen contenedores de reciclaje en el medio de espacios utilizados para actividades recreativas, hacen las cosas cuando se les ocurren y no les importa si funcionan o no”, denunció Alvarellos.