JUNTAS DE CLASIFICACION DOCENTE Nov08

Etiquetas

Artículos relacionados

Compartir

JUNTAS DE CLASIFICACION DOCENTE

Los diputados porteños no lograron hoy alcanzar un consenso en torno al proyecto del macrismo que deroga las Juntas de Clasificación Docente y despacharon tres dictámenes que serán tratados en el recinto el 17 de este mes, tras una reunión que fue seguida por una movilización de maestros, quienes finalmente anunciaron un paro de 48 horas.

Tras casi cuatro horas de debate, que tuvo momentos tensos a raíz de cruces entre los diputados, la presidenta de la Comisión de Educación, Victoria Morales Gorleri (PRO), dio por finalizada la discusión e instó a los legisladores a firmar por una de las tres propuestas que estaban en análisis.

Por un lado, figuraba el expediente de modificación al Estatuto del Docente con la derogación de las Juntas del PRO; por otro lado, un despacho del legislador Sergio Abrevaya que contempla cambios al texto original del macrismo, y el tercero que pedía el archivo del proyecto.

Puntualmente, la iniciativa del macrismo, diseñada por el ministro Esteban Bullrich, apunta a eliminar las 14 Juntas actuales, cuyos miembros son elegidos por los docentes en votación cada dos años; al tiempo que crea una “oficina única” que se encargue de los nombramientos de cargos en la red de escuelas públicas.

El resultado de la reunión fueron siete votos para el primero de los despachos, considerado de mayoría, provenientes de los diputados del PRO Morales Gorleri, Carina Spalla, Alejandro García, Diana Martínez Barrios, Carolina Stanley, Enzo Pagani y Oscar Zago.

En tanto, el archivo del expediente fue respaldado por el kirchnerista Francisco “Tito” Nenna y los legisladores Laura García Tuñón, María América González, Delia Bisutti, María Elena Naddeo y Claudio Palmeyro.

Por último, quedó con tres votos el proyecto de Abrevaya, una abstención de parte del radical Claudio Presman y no participaron de la reunión, aunque pertenecen a las comisiones, los diputados Diego Kravetz, Raúl Fernández y Daniel Amoroso.

Conocida la decisión, los docentes se reunieron en asamblea y resolvieron que, si el proyecto se trata el 17 de este mes, harán “una medida de fuerza el día anterior y el 17 y, si la iniciativa se debate el 24, un paro el 23 y 24”, dijo general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Eduardo López.

“El proyecto del PRO fue minoritario porque recibió siete votos, mientras que en su contra hubo más legisladores”, evaluó Nenna tras la reunión de comisión, y bregó porque “se discuta el tema de las Juntas en forma amplia y con todos los docentes”.

Bisutti, en tanto, coincidió con Nenna al señalar que el despacho del macrismo representa una “voluntad minoritaria” y resaltó que “no se puede avanzar en algo que la comunidad educativa en su conjunto nos está diciendo que no está de acuerdo”.

“El argumento falaz que usa el Ejecutivo para decir que las juntas no funcionan me hace acordar cuando en los 90 nos decían que los teléfonos no funcionan entonces había que privatizarlos. Ahora nos dicen que las juntas no funcionan entonces hay que disolverlas. Es una mirada política e ideológica.”, aseveró la ex dirigente docente.

Por su parte, Laura García Tuñón exigió que “se archive este proyecto porque no contempla los intereses de los trabajadores y maestros”.

Para María Elena Naddeo, “en una clara actitud cínica, el PRO dice que propusieron la participación, pero lo que no dicen es que todos los docentes rechazaron el tratamiento del proyecto y plantearon su archivo por considerarlo improcedente”.

“Quieren deshacer las juntas para reemplazar los ingresos por concurso por gente nombrada a dedo, como está haciendo hace tiempo esta gestión”, dijo a Télam la directora Verónica Vega, que protestaba junto a un numeroso grupo de docentes identificados con un distintivo que decía: “Yo no fui nombrado a dedo”

Para la directora Margarita Estinto la modificación pretende “en forma encubierta cambiar el sistema público de educación, y el primer síntoma fue una evaluación pedagógica voluntaria para que, con cinco años en el grado, obtenías el título `maestro de maestros`, equiparado salarialmente con el cargo de director”.

“Nosotros ascendemos a los cargos en forma transparente, por título y concurso de antecedentes, y esta gente iba a salir del grado con algún curso y título de `ñoqui` para ir a otras escuelas a asesorar a docentes”, criticó.

Estinto indicó que “el ministro Esteban Bullrich giró una carta felicitando a los docentes que se anotaron en esa evaluación, porque superaron al promedio pedagógico de Chile y Ecuador, y ahí dejó en evidencia que nos quieren llevar a los sistemas educativos empresariales de esos países, que apuntan a la privatización”.

Mientras los legisladores permanecían reunidos, en un salón a “puerta cerrada” y bajo un estricto operativo de seguridad que incluyó un cerco del edificio de la Legislatura, los docentes, que seguían el encuentro desde afuera, tiraron uno de los vallados y se apostaron frente a una de las puertas del Parlamento.

“Habían puesto una valla para que no pudiéramos acceder a un lugar que es público y se accedió, para pedirles a los legisladores que abran el debate a la población y no nos quiten una conquista de 50 años”, expresaba Laura Marrone, secretaria de Educación del sindicato docente Ademys.

Ante este avance, el personal de seguridad de la Legislatura, que coordina Marcelo Rocceti, desplegó al menos dos mangueras que pertenecen al edificio para casos de incendio a fin de disponer su uso en el caso de que los maestros intentaran entrar, tal como ocurrió el viernes pasado.