INJUSTIFICABLE

En la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, se realizó hoy una reunión de asesores de la Comisión de Planeamiento Urbano para tratar, entre otros, el Exp Nº 1647-J-2011, proyecto presentado por el PE de la Ciudad para dar normas especiales a las 70 hectáreas de la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors, terrenos adquiridos por la empresa IRSA hace aproximadamente 15 años.

Frente a una gran convocatoria de vecinos, entre ellos habitantes de la Villa Rodrigo Bueno; asistieron, en respaldo del proyecto empresario, varios diputados del PRO y el Subsecretario de Planeamiento Urbano, Arq. Héctor Lostri.

También participaron del debate, con críticas al proyecto y sus impulsores, asesores de los diputados Adrián Camps, Martín Hourest, “Tito” Nenna y Rocío Sánchez Andía.

El Arq. Lostri desvió las respuestas o no pudo contestar diversos cuestionamientos, como fueron:

– Las inadmisibles obligaciones impuestas a esta Legislatura, como la de aprobar este proyecto en 3 meses (lo que resta del año parlamentario) o, como facultad de la empresa, la posibilidad de prórroga por 300 días más; todo ello con la prohibición de realizar modificaciones.

– los largos plazos (hasta 50 años) para el cumplimiento de la entrega de los espacios públicos a la Ciudad por parte de IRSA y la ausencia de garantías para su cumplimiento.

– la ausencia de espacios para servicios públicos, como policía, escuelas, bomberos, hospitales, etc.;

– la creación de un régimen especial administrativo, dado que invierte las relaciones habituales ante la falta de respuesta a presentaciones hechas por la empresa (se da como positiva). Esta modificación requeriría 40 votos para su aprobación;

– las facultades abusivas que el convenio le otorga a la empresa IRSA en relación a incumplimientos o prórrogas de plazos y obligaciones del convenio;

– la falta de un Estudio de Impacto Ambiental que contemple los cambios sustanciales del proyecto desde su primer presentación en el año 2000 hasta la fecha;

– el cambio de destino del canal de la Reserva Ecológica, parcialmente ocupado por la Villa Rodrigo Bueno, alegando que un plano de la ciudad alteró sus límites, negando la validez de la Ley Nacional 21.825, que así los fija;

Finalmente, se conversó con habitantes de la Villa Rodrigo Bueno, la posibilidad de que IRSA ceda unas pocas hectáreas de las 70 que componen sus propiedades, a fin de radicar en forma definitiva a sus más de 900 familias, aproximadamente 4.000 personas.

Pese a todos estos cuestionamientos, el proyecto pasó al temario de la próxima reunión de diputados de la Comisión de Planeamiento urbano.