INFLACIÓN DE MARZO EN LA CIUDAD

La inflación de marzo en la Ciudad, superó por medio punto a la del Indec, alcanzó el 2,9%, informó este miércoles la Dirección General de Estadística y censos de la Ciudad de Buenos Aires (DGEC). Con lo que se registra que en lo que va del año, lleva un acumulado de 7,1%. En tanto que en los últimos doce meses, asciende al 35%.

El miércoles 11 de abril se conoció un nuevo informe de la DGEC de la Ciudad de Buenos Aires, donde destaca que  el  Índice de Precios al Consumidor del mes de marzo subió 2,9%. Tercera suba consecutiva de la inflación luego del 1,2% que se registrara en el mes de diciembre del año pasado. Según este organismo, la inflación en enero fue del 1,9%, en tanto que en febrero alcanzó  el 2,2 %. De lo que se deduce que en  lo que va del año la inflación en la Ciudad ha alcanzado el 7,1%. Un índice porcentual de 0,8 más que lo señala el Indec nacional.

La inflación porteña acumuló una variación del 35% en los últimos doce meses. En este sentido, vale recordar que, al momento, la medición de la inflación anual de la DGEC porteña es la de mayor cobertura, puesto que el Indec retomó la medición de su IPC hace once meses y hasta el mes que viene, no habrá datos nacionales de inflación.

La suba del 2,9% en el Índice de Precios al Consumidor se debe, según el organismo porteño, a la suba de 1,1% de los precios de los bienes estacionales, el incremento del 4,2%  de los bienes regulados y el aumento del  2,8% de los demás bienes. Estos tres ítems constituyen el  IPC-Resto con el que se mide la inflación núcleo. Al respecto, del informe de la DGEC Ciudad, precisa que el incremento se debe a la aplicación de las subas de tarifas en el área metropolitana.

“De la variación mensual observada, 1,1 puntos corresponden a las subas registradas en la división Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles, esto debido fundamentalmente a la entrada en vigencia del segundo tramo de incremento en la tarifa residencial de electricidad”, precisa el informe.

La fuerte suba responde principalmente a subas en combustibles, electricidad, educación y alimentos. “Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles aumentó 7,3%, aportando 1,13% a la variación mensual del Nivel General, debido fundamentalmente a la entrada en vigencia del segundo tramo de incremento en la tarifa residencial de electricidad y a la suba en los valores de los gastos comunes de la vivienda, explicada en mayor medida por el ajuste salarial de los encargados de edificio”, explica la DGEC.

“También, el alza en educación promedió un incremento de 15,0%, contribuyendo con 0,46%. a la variación mensual del IPCBA, resultado de los aumentos tanto en los servicios de enseñanza formal como no formal. Alimentos y bebidas no alcohólicas registró una alza de 2,4%, con una incidencia de 0,40 p.p., destacándose las subas en los siguientes grupos: Verduras, tubérculos y legumbres (8,0%). Carnes y derivados (3,1%). Pan y cereales (2,1%). Leche, productos lácteos y huevos (1,8%). Al interior de la división, Frutas fue el único grupo que registró una caída (-1,2%). El resto de las divisiones tuvo una incidencia positiva aunque menor en el Nivel General”, agrega el informe oficial.

En cuanto al acumulado anual, que ronda el 35%, también se debe a las subas de 76,6% de los precios regulados, esencialmente las tarifas de los servicios públicos, 22,3% de variación de los precios estacionales y 29,9% de inflación “núcleo”.