INDICE DE PRECIOS AL CONSUMIDOR ABRIL

En abril el Indice de Precios al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires (IPCBA) registró un incremento de 2,1%, acumulando en los primeros cuatro meses del año una suba de 9,4%.  La tasa de variación mensual estuvo afectada principalmente por el incremento de la tarifas residenciales.

Las subas registradas en  los servicios de agua, electricidad y otros combustibles, como así también el correspondiente a los rubros Prendas de vestir y calzado y el correspondiente a Alimentos y bebidas no alcohólicas, explicaron el 57,1% del alza del Nivel General registrada en el mes de abril.

Incremento Rubro por Rubro:

Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles registró un incremento de 4,1%, al impactar fundamentalmente la entrada en vigencia de los nuevos cuadros tarifarios del gas residencial por red. Le siguió en importancia la suba de los alquileres de la vivienda.

Como resultado del inicio de la nueva colección otoño-invierno, el Rubo prendas de vestir y calzado aumentó 4,5%.

Alimentos y bebidas no alcohólicas tuvo un alza promedió de 1,5%, destacándose las subas en los siguientes grupos: Leche, productos lácteos y huevos (3,2%), Carnes y derivados (2,3%) y Pan y cereales (1,5%). Por otro lado, Frutas y, en menor medida, Verduras, tubérculos y legumbres contribuyeron a quitarle presión a la división al registrar caídas de 2,6% y 0,6%, respectivamente.

Términos interanuales.

El menor ritmo de aumento interanual, es decir el incremeto que experimentó el costo de vida respecto al mismo mes del año pasado, alcanzó una soba del 29,4%, este porcentaje se se explica, en parte, por el ajuste tarifario de la mayoría de los servicios públicos. En términos interanuales, los rubros Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles, Alimentos y bebidas no alcohólicas y Salud fueron las principales responsables de la variación de los precios minoristas, explicando el 46,0% de la variación interanual del Nivel General.

En el mes de abril los Servicios volvieron a subir por encima de los Bienes.  se registró un incremento de 2,3%, en el primero de estos rubros, respecto al 1,9% del segundo.   La dinámica mensual de los Servicios respondió fundamentalmente a incrementos en la tarifa residencial de gas por red, en el servicio de teléfono fijo, en los valores de los alquileres de la vivienda y en la comida consumida fuera del hogar. En tanto, el comportamiento de los Bienes reflejó subas en los precios de las prendas de vestir y calzado, de los alimentos (fundamentalmente en los productos lácteos) junto con subas en los medicamentos y los cigarrillos.

Así, en el primer cuatrimestre del año los Servicios acumularon un alza de 11,8% y los Bienes de 6,5%. En términos interanuales, ambas agrupaciones desaceleraron su ritmo de suba hasta: 33,7% en el caso de los Servicios y 24,6% en el caso de los Bienes.

Por último, los bienes y servicios Estacionales aumentaron 2,1% mensual, sintetizando comportamientos contrapuestos: aumentos en las prendas de vestir y calzado y caídas en los servicios vacacionales (alojamiento en hoteles y paquetes turísticos al exterior) y en la mayoría de las frutas y verduras.