HACIA UNA LEY NACIONAL DE ARTESANÍAS

Organizaciones de artesanos de los ámbitos urbano, rural y de comunidades aborígenes participarán a partir de mañana en la Cámara de Diputados de la Nación, de unas jornadas de consulta y opinión con el propósito de aportar elementos en la presentación de una Ley Nacional de Artesanías.
La convocatoria fue realizada por la Comisión de Cultura de la cámara baja y se extenderán hasta el 7 de mayo de 14 a 20, en donde se analizarán dos proyectos de ley presentados en el 2014 y este año.
Roxana Amarilla, directora del Mercado Nacional de Artesanías (Matra) del Ministerio de Cultura de la Nación, dijo: “es la primera vez que se hace esta convocatoria y hay una gran movilización en las organizaciones de artesanos, que es un sector que durante mucho tiempo tuvo ausencia de los estados”
Amarilla indicó que “se van a escuchar las opiniones de los artesanos, funcionarios y toda aquellas personas interesadas en las artesanía, en torno a estos dos proyectos”.
El proyecto del 2014 sobre “Ley Nacional de Artesanías y de Salvagurdia del Patrimonio Cultural”, fue presentado por los legisladores del Frente Para la Victoria Mayra Mendoza y Horacio Pietragalla.
Es un proyecto patrimonial que tiene funciones básicas de un sistema nacional hacia las artesanías y tuvo su inspiración en un proyecto que anteriormente habían presentado varios legisladores, entre los que figura como firmante la presidenta Cristina Fernández de Kirchner cuando era senadora nacional
Tiene como objetivo “la preservación, promoción y difusión de las artesanías tanto tradicionales como aquellas que surgen en los ámbitos rurales, urbanos y en las comunidades indígenas”, precisó el proyecto
Indica además que busca “el reconocimiento del artesano/a como trabajador/a y productor/a de elementos de significación cultural y la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial”.
Prevé también la creación de “la Comisión Nacional de Preservación, Promoción y Difusión de la actividad artesanal, organismo que funcionará bajo la dependencia de la Secretaría de Cultura de la Nación”, como órgano de aplicación.
El otro proyecto a analizar es el de Roy Cortina, del Partido Socialista de la ciudad de Buenos Aires, y tiene como objetivos “fomentar el desarrollo de la actividad artesanal, promover formas de asociativismo y garantizar el acceso de los artesanos a los derechos sociales en general y en particular a la previsión social”, entre otros.
Propone como autoridad de aplicación que se cree “el Instituto Nacional de Artesanías Argentinas (Inaar), en la órbita del Ministerio de Cultura de la Nación, con autarquía administrativa y plena capacidad jurídica para actuar en los ámbitos del derecho público y privado”.