HACIA UNA CIUDAD EXCLUSIVA

Como estaba acordado, la concentración se inició en  Avenida de Mayo y 9 de Julio, desde  allí cientos de personas se movilizaron hasta la sede de IRSA ubicada en Moreno al 700. Lo que no tenían previsto los manifestantes era el descomunal despliegue que desarrolló la Policía Federal, ni el fuerte vallado apostado frente a la sede del grupo empresario IRSA, ni tampoco que los efectivos avanzaron sobre ellos tirando gases lacrimógenos y agua para dispersarlos.
Este hecho no fue noticia para la corporación mediática. Tampoco para los medios afines al gobierno nacional.

“No a la entrega de la Ciudad a las corporaciones”,  fue la consigna tras la cual, el jueves pasado, se movilizaron cientos de vecinos en repudio al proyecto de ley presentado por el PRO, que habilitaría a la empresa IRSA para construir un barrio de lujo -la Dubai porteña-  en la ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors.
Hace apenas un mes, en la Legislatura porteña, oficialismo y oposición votaron de común acuerdo: la cesión a privados de varias hectáreas del Parque Roca; la venta del edificio del Plata, y la rezonificación de distintos espacios entregando el espacio público a negocios privados.

La marcha del jueves pasado, convocada por más de cincuenta organizaciones sociales y políticas, estuvo encabezada por vecinos y delegados de los barrios Rodrigo Bueno; Padre Mugica; Villa Soldati; Villa Lugano y Villa Riachuelo.
El barrio Rodrigo Bueno será erradicado, de aprobarse el proyecto de IRSA que contempla la construcción en esas tierras de un exclusivo barrio de lujo denominado comercialmente Solares de Santa María. Desde hace más de un año esta iniciativa,  a la peyorativamente se denominó la Dubai porteña,  ha estado dando vueltas en distintas comisiones de Legislatura porteña.  El reciente  pacto entre el PRO y el Frente para la Victoria supone que la oposición dará el visto bueno a la iniciativa del  macrismo a cambio que éste habilite la construcción del Polo Audiovisual de la Isla Demarchi, coincidentemente  aledaña a los terrenos de la ex Ciudad de Boca Juniors. Se concluye entonces que de esta jugada la única beneficiada será la empresa IRSA, porque el Polo Audiovisual redundará en una mejor y mayor cotización del metro cuadrado de Solares de Santa María.
IRSA es propietaria de la mayoría de los shoppings del país, de hoteles de lujo. Su director, Eduardo Elsztain, es presidente del Banco Hipotecario.
Los vecinos del barrio Mugica (ex villa 31 y 31 bis), reclamaron el cumplimiento de Ley de urbanización del barrio y los de la comuna 8, en repudiaron el proyecto denominado “Plan Maestro de la Comuna 8”-que abarca los barrios de Villa Soldati, Villa Lugano y Villa Riachuelo-, y propone la venta de terrenos públicos ociosos para construir viviendas residenciales.

Tras la represión policial, los manifestantes se dirigieron a la Legislatura porteña donde reclamaron que “no se entreguen tierras públicas a las corporaciones”, realizaron pintadas en el frente del edificio y repudiaron el proyecto de IRSA.  Era el día de sesiones ordinarias. Los diputados no se atrevieron a tratar los proyectos en danza. Sin embargo, pareciera que el próximo 6 de diciembre este paquete de medidas será aprobado. Así quedará demostrado, que oficialismo y oposición coinciden en un mismo modelo de ciudad  exclusiva.

Foto/Fuente:  Marcha – La Garganta Poderosa