GRAN MARCHA CONTRA EL AJUSTE

Desde el mediodía de hoy, diferentes organizaciones sociales, políticas, sindicales y de derechos humanos se concentraron en el centro porteño para marchar hacia Plaza de Mayo, en defensa del trabajo digno y en contra de la flexibilización laboral que pretende  implementar el Gobierno nacional.
También se marchó contra el aumento del desempleo y la pobreza, los salarios que día a día se licuan con la creciente inflación, los intentos de flexibilizar nuestros convenios colectivos, así como contra la represión y la judicialización de los dirigentes.
En este sentido, los dirigentes de la CTA Autónoma llamaron a la unidad con todas las fuerzas sociales, sindicales y políticas para acompañar las demandas de los trabajadores y fortalecer la unidad en la búsqueda de justicia, de más democracia e igualdad para nuestro pueblo.
“Desde la CTA Autónoma venimos enfrentando las políticas de ajuste desde hace muchísimo, independientemente de las coyunturas legislativas y de gobierno, porque el poder popular debemos construirlo todos los días. Los despidos, las suspensiones, la precarización, los intentos de reforma laboral y previsional y demás intentos de arrebatarnos derechos, no son los efectos indeseados de sus políticas, es la búsqueda de un modelo económico que ellos quieren que funcione”, señaló Ricardo Peidro, Secretario General Adjunto de CTA durante la concentración que se hizo, previo a la marcha, en el Obelisco porteño.
En torno a la intención del Gobierno nacional de avanzar en una reforma laboral similar a la que se aprobó en Brasil, Peidro indicó: “Es un retorno a las condiciones del siglo XX en términos laborales, porque no es reforma laboral nomás, sino también previsional, de las organizaciones gremiales –y no en la línea que queremos nosotros, que defendemos la libertad y la democracia sindical-“.
“La CTA Autónoma se va a seguir manifestando en resistencia a esa reforma, pero para pararla va a ser fundamental la unidad de todo el campo popular para poder pasar a la ofensiva y que estas reformas no pasen”, añadió.
Finalmente, reiteró la exigencia de aparición con vida de Santiago Maldonado y repudió las respuestas por parte del poder político y particularmente los dichos de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich: “Tienen una impunidad que es increíble, con la exposición de la identidad de testigos claves, y la defensa que hizo la Ministra de la Gendarmería, sin ponerse al servicio de la investigación”.
Reivindicaciones:
* Contra los despidos y suspensiones.
* Reincorporación de todos los trabajadores y trabajadoras despedidxs.
* No a la Reforma Laboral, Previsional y Educativa, contra la flexibilización.
* Libertad y democracia sindical.
* Basta de criminalizar y judicializar nuestras luchas.
* Aparición con vida de Santiago Maldonado y de Jorge Julio López.
* 82% móvil.
* Memoria, Verdad y Justicia por nuestros 30 mil.

Plaza de Mayo hacia la Huelga General

En Plaza de Mayo ante una concentración multitudinaria dirigentes de distintos gremios y sindicatos, incluso de la CGT, destacaron la importancia de la marcha respaldaron la idea de convocar a una huelga general. De todos modos, dijeron que antes es preciso conseguir el apoyo de otros sectores y también tener en cuenta el momento electoral.
“Más allá del análisis que se haga, fue muy importante” la marcha de ayer, “fue multitudinario el reclamo al Gobierno para que cambie la política económica”, evaluó el titular del Suteba, Roberto Baradel, quien estuvo al frente de una de las columnas más grandes de las que llegaron ayer a Plaza de Mayo.
Baradel analizó que “es mucho tiempo” el plazo de un mes anunciado por la CGT para resolver un plan de lucha que incluya una huelga nacional. En declaraciones a radio La Red, el dirigente docente sostuvo que el paso que hay que dar ahora es “ampliar los márgenes de la convocatoria” con otros sectores, como “pequeños comerciantes y empresarios, científicos, estudiantes”. Un consenso de ese tipo, adujo, garantizaría una medida de fuerza contundente contra el gobierno de Mauricio Macri.
La razón por la que sostuvo que hay que buscar el apoyo de más y nuevos espacios es porque la política de Cambiemos “no solo afecta a los trabajadores, sino a la mayoría del pueblo argentino”. En este sentido, pidió al Gobierno “que no tome represalias” ni “decisiones de confrontación”. “Si dice que dialoga, que escuche a los diferentes sectores lo que estamos planteando. El Gobierno tiene que escuchar y convocar, esa sería una buena actitud”, expresó.
En tanto, el metalúrgico quilmeño Francisco “Barba” Gutiérrez, se manifestó a favor de lanzar un paro general porque hay “una cantidad de cosas que podrían definir que sí” hay que tomar una medida de fuerza de ese tipo. No obstante, reparó en que “hay otras cuestiones que hay que tener en cuenta, por ejemplo el momento electoral”. Por eso, antes de definir un paro “tenemos que tomar nota de las decisiones populares y del voto de la gente y ser respetuosos”.
Andrés Rodríguez, de UPCN, indicó que la movilización  convocada por la CGT y a la que adhirieron las dos CTA y organizaciones sociales, “no” constituyó una “provocación hacia el Gobierno” sino una “llamada de atención” para confluir en “la búsqueda común de soluciones”.
“Se tiene que comprender que la agenda social que nosotros representamos está padeciendo una situación muy difícil”, subrayó el estatal Rodríguez durante una entrevista por FM Milenium, en la que planteó que “el Gobierno tendría que esforzarse” en buscar soluciones “en lugar de generar una mecánica de enfrentamiento”. Tendría que “convocar a un diálogo constructivo en la búsqueda común de soluciones, pero hasta ahora esto no ha sucedido”, lamentó.