FOMENTO A LA COMUNCIACIÓN CULTURAL AUTOGESTIVA

Con la presentación del diputado nacional Jorge Rivas y las firmas de los legisladores Agustín Rossi, Héctor Recalde, Mara Brawer, Adriana Puiggrós, Liliana Ríos, Remo Carlotto, Juan Carlos Junio, Carlos Heller, María del Carmen Bianchi, Silvina García Larraburu, Edgardo Depetri y Omar Plaini , la Asociación de Revistas Culturales Independientes de Argentina (AReCIA), presenta el martes 14 de mayo a las 13.30 en el Salón Delia Parodi del Congreso Nacional (Av. Rivadavia 1864, 1° piso) un proyecto de Ley de Fomento para la Producción Autogestiva de Comunicación Social por Medios Gráficos y de Internet.

Las 241 publicaciones gráficas nucleadas en  AReCIA  impulsaron esta iniciativa luego de  analizar la problemática que enfrentan las revistas que integran el sector en materia impositiva, protección de la circulación y acceso al financiamiento, entre otros puntos.

Según un primer informe realizado por AReCIA, en base al registro nacional de Secretaria de Cultura, el sector en conjunto realiza una tirada de 350 mil ejemplares mensuales con un readership de 1.400.000 lectores por mes. Además, la impresión de las publicaciones aporta, en promedio, 1.750.000 mensuales a la industria gráfica pyme regional.

En este sentido, el proyecto de ley declara “patrimonio cultural argentino” al sector de revistas culturales y tiene como objeto a las “empresas sociales” de comunicación de “producción independiente y autogestiva”, excluyendo a aquellas vinculadas a grupos económicos nacionales o extranjeros.

Propone, también, una serie de beneficios para el sector, entre ellos, la exención impositiva del IVA en toda la cadena de producción, al Impuesto a las Ganancias y a los derechos de exportación e importación. “Pedimos la exención de cualquier clase de impuesto o arancel que encarezca el funcionamiento de las empresas de comunicación social”, sostienen desde AReCIA. Existe, como antecedente, la producción editorial de libros, que en la actualidad está exenta del pago de impuestos.

Dentro de los mecanismos dedicados a fortalecer el sector de revistas culturales autogestivas e independientes, la ley propone la creación del Fondo Nacional de Desarrollo para la Producción Cultural y Autogestiva de Comunicación Independiente, que tendrá la forma de fideicomiso para nutrir los sistemas resultantes de subsidio y crédito, a tasas blandas y en el mayor plazo de pago posible. El proyecto indica que el fideicomiso deberá contar con un presupuesto equivalente al 20 por ciento de los recursos destinados a publicidad oficial en medios televisivos, radiales y gráficos, votado por el Congreso en el Presupuesto de cada año.

Entre otros puntos principales, la ley también aboga por que el Estado declare de interés la circulación de las revistas del sector, como una manera de protegerlas ante las inclemencias de esa área del mercado, la igualdad en el trato de parte de las entidades financieras y cupos en las licitaciones de organismos estatales.

Las publicaciones, aunadas en AReCIA desde hace más de dos años, impulsan la legislación bajo la convicción de que “la comunicación es un derecho y un deseo porque cada revista, cada editor, cada persona carga con una voz irremplazable e imparable” y hasta el momento forman “parte de un sector social y económico minimizado por el Estado e invisibilizado por la legislación”.

Por eso, la necesidad de la existencia de la ley se sostiene por un hecho concreto, la posibilidad de que la diversidad de voces sean oídas permanece en pocas manos: “En la actualidad, existe una minoría, 40 firmas de capitales nacionales y extranjeros, que publican 450 títulos. Y una mayoría: más de 200 publicaciones autogestivas de todo el país, que representan la diversidad cultural y federal”.