FESTIVAL POR MARIANO FERREYRA

Una multitud asistió anoche al festival musical que se llevó a cabo en Plaza de Mayo, por el esclarecimiento de la muerte del militante Mariano Ferreyra, asesinado en octubre de 2010 por una patota de la Unión Ferroviaria mientras participaba una protesta contra la tercerización laboral en la ex línea Roca.
Convocados por el Frente de Artistas (FDA) del Partido Obrero, más de una docena de artistas consagrados desfilaban por el escenario, para ratificar su compromiso por la causa que lleva adelante en los tribunales de Comodoro Py y que investiga la responsabilidad de la cúpula del sindicato ferroviario y la participación policial en el crimen.
Nonpalidece, Los Gardelitos, Las Pastillas del Abuelo, El Mató a un Policía Motorizado, Shaila, Salta La Banca, Airbag, La Perra Que Los Parió, Las Manos de Filippi, Onda Vaga, Hugo Lobo (Dancing Mood), Cadena Perpetua, Salta La Banca, Bruno Arias, Ayre y Gabriel “Tete” Iglesias (La Renga) son algunos de los artistas que acompañaron el evento cultural y político.
El vocalista Néstor Ramljak (Nonpalidece) consideró que el acontecimiento demostró que “una vez más los artistas, como conexión entre una causa y la gente, tenemos que salir a la calle para pedirle a la gente que se entere de lo que está pasando y para que no vuelva a ocurrir”.
“Quisiéramos no tener que participar más de este tipo de festivales. No queremos que suceda que cualquiera que reclama por sus condiciones laborales termine con una herida mortal. Eso es lo que tenemos que cortar. Si nosotros podemos con la música llevar un poco de alivio, acá estamos”, agregó el cantante de reggae.
El vocalista del grupo oriundo el partido bonaerense de Tigre celebró que “haya cada vez más jóvenes que se involucren y tomen postura”, al tiempo que sostuvo que es necesario “saber hacer lecturas y reconocer cuando uno se equivoca, pero lo importante es fijar una posición y hacer, preferentemente del lado de los que más lo necesitan”.
Por su parte, Gabriel “Tete” Iglesias, bajista de La Renga, uno de los grupos más populares y convocantes del país, dijo que participar del festival “tiene mucho que ver con ser parte, aunque es muy poco lo que de nuestro lado se puede hacer”, y agregó: “Acá es bueno que el arte sirva para sentar conciencia, para abrir cabezas, pero después lo demás lo tenemos que hacer entre todos”.
Menos optimista que el resto de sus colegas, Iglesias opinó sobre el asesinato de Mariano Ferreyra: “todo lo que no tenga justicia es una herida abierta con la que no se puede vivir. A pesar del juicio, es una herida que no tiene una movida detrá para que se cierre”.
Al dirigirse a los jóvenes que militan en política y por causas populares, el emblemático bajista pidió a los jóvenes que le “pongan el pecho” y que no se dejen “amedrentar con los mensajes a la juventud que todo el tiempo te hacen ver los que manejan la historia. El sueño es de uno, y la revolución es brutal”.
En tanto, el bajista y vocalista Santiago Motorizado (El Mató a un Policía Motorizado) expresó a esta agencia su felicidad por participar del festival, y consideró que “va a ayudar” a la divulgación de la causa, que “va a terminar en un buen lugar, con justicia, con toda la patota y los responsables de este asesinato cobarde, presos”.
Para el cantante y guitarrista Eli Suárez (Los Gardelitos), del grupo que fusiona rock con música popular como el tango, la necesidad de participar desde el escenario responde al “pedido de justicia y la oportunidad de participar activamente en algo que nos involucra a todos como clase trabajadora, y por el gran respeto que tenemos por la figura de Mariano Ferreyra”.
“A los pibes quiero decirles que no bajen los brazos y tengan como referente la figura de Mariano, en el sentido de que fue alguien que ha entregado su vida por un ideal, y que nunca ha abandonado la lucha ni las razones de esa lucha, que es la esperanza de que las cosas puedan cambiar si uno se planta”, concluyó Suárez.

Fuente: Télam