FEMICIDIOS. BARRIO POR BARRIO

El barrio de Flores es donde se registran la mayor parte de los casos de femicidios en la Ciudad de Buenos Aires, reveló un informe realizado por Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM), perteneciente a la Procuración General de la Nación, que detalla un listado de los barrios en los que más mujeres fueron asesinadas en 2015.
El trabajo de UFEM, titulado “Femicidios y homicidios dolosos de mujeres en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 2015”, indica que ese año fueron asesinadas 32 mujeres en 31 casos. El 19% de esos crímenes ocurrió en Flores -con cinco casos-. El 16% corresponde al barrio de Retiro. Villa Lugano ostenta el tercer puesto con el 16% y Constitución al cuarto, con el 9% de los casos. De los 31 homicidios dolosos de mujeres en la Ciudad, sólo 18 fueron calificados como femicidios (19 víctimas). Es decir, el 59% de los asesinatos.
“El objetivo de la investigación es producir información criminal sobre las características de los homicidios dolosos de mujeres y femicidios en la Ciudad que sirva de insumo para el desarrollo de estrategias de política criminal”, señala el informe en su encabezado.
El informe también estableció que el 58% de los asesinatos de mujeres ocurrió en un contexto de violencia intrafamiliar; el 23%, en medio de enfrentamientos entre bandas; un 10% tuvo como móvil el robo, y en el 6% la investigación judicial no logró desentrañar las circunstancias del suceso.
“La primera observación que corresponde hacer es el enorme peso que tiene la variable familiar en los homicidios de mujeres, que se verifica al analizar los vínculos entre víctima y victimario. Esto se vincula directamente con el peso de los femicidios en los homicidios de mujeres”, afirma el estudio.
La mayoría de los homicidios de mujeres (37%) fueron cometidos por parejas y ex parejas de las víctimas. Y, en el 23% de esos homicidios el victimario tenía un vínculo familiar con la víctima. 13 hechos fueron cometidos por parejas o ex parejas, y cinco fueron protagonizados por familiares (hermanos, padre, hijo y padrastro).
“Sumando ambos universos, en el 60% de los homicidios dolosos de mujeres existió un vínculo familiar o de pareja. Aumenta a 70% si se consideran las relaciones entre conocidos. Sólo en el 9% de los casos no existía vínculo entre víctima y victimario”, revela el informe.