EN DEFENSA DEL DERECHO A LA IDENTIDAD

 El adoquinado de la Calle Avelino Díaz

Por Cristina Sottile

adquin1Cuando llegué a vivir a Caballito, hace veinte años, el adoquinado de sus calles era  uno de los atractivos que motivó mi instalación en el barrio. Barrio que conocía, porque en el mismo viven tíos, tíos abuelos. Transité por estas calles como visitante antes que como vecina.  Muchos recuerdos de mi infancia y de la infancia de mi papá dan vuelta por estas calles.
Me gusta pensar que mis abuelos pisaron estas mismas piedras que están frente a mi casa.

De 2008 a 2010

En Septiembre de 2008, una avanzada depredadora, a la manera de “Conquista del Desierto” cayó sobre el adoquinado del Pasaje Chirimay, en el barrio de Caballito, con el fin de levantar el adoquinado del mismo, y provocando el inmediato y masivo rechazo de los vecinos, que salieron a la calle, colocaron inmediatamente una mesa en Ramón Falcón y Chirimay brindando información acerca de derechos ciudadanos y juntando firmas, a fin de “evitar que continúe la destrucción de la identidad histórica de la Ciudad”, como cita el diario Página 12 en su edición del 27 de Septiembre de 2008 (www.pagina12.com.ar).   El título del artículo es: “Defensa de los adoquines: Los vecinos de Caballito se movilizan en defensa del Patrimonio”.

El 8 de Noviembre del mismo año, ya que este movimiento de destrucción del paisaje urbano se extiende en varios barrios de la Zona Sur, Clarín publica:
“Mientras tanto, el Ministerio de Desarrollo Urbano, firme en su cruzada por crear opositores donde no los había, sigue coleccionando amparos contra su esdrújula repavimentación de Buenos Aires. La semana pasada había prosperado instantáneamente –en el día– uno para frenar la levantada de adoquines en la calle Ituzaingó de Barracas. Este miércoles, en menos de 24 horas, prosperó otro presentado por los vecinos de San Telmo junto a la diputada Anchorena para congelar todas las obras que impliquen levantar adoquines en el APH1 y en el Casco Histórico en general. La secretaría 10 del juzgado 5 de la Justicia porteña dictó una medida precautelar y pidió informes sobre este tipo de obras en el resto de la ciudad, con lo que mostró así que tiene mucho más contacto que Desarrollo Urbano con la manera de pensar de los vecinos”.

“Uno de estos barrios donde no existía mayor sentimiento anti-, ni siquiera una asamblea, es el Segurola, la región de Floresta rica en pasajes. Los vecinos se enteraron hace diez días de que el gobierno quería incluirlos en el plan Prioridad Peatón y peatonalizarles los pasajes. Como nadie les explicó nada, llamaron a una reunión en la placita Banderín para discutir qué hacer. Resulta que se presentaron más de 300 personas, todos flamantes opositores al gobierno porteño por temas de adoquín.” Clarín, m2, Sergio Kiernan, 8 de Noviembre de 2008.

Menciona asimismo el tratamiento de tres leyes, destinadas a evitar demoliciones y frenar la levantada de adoquines (1), además de los recursos de amparo presentados también para frenar la levantada de adoquines en las calles Ituzaingo, Irala y Martín García, en el barrio de La Boca, entre otras.

Las convocatorias vecinales en San Telmo mostraron una firme oposición vecinal a la peatonalización de la calle Defensa y otros inventos provenientes de Desarrollo Urbano, quien además promueve encuestas telefónicas donde no existe la opción “no quiero esto”, o presenta actualmente en volantes firmados por Diego Santilli (hay que reconocerle la valentía…) el hecho consumado del asfalto, basado en presuntas consultas a vecinos que no se sabe donde fueron hechas, ya que ni en el barrio, ni en las instituciones vecinales que pertenecen al mismo, ni en los comercios que todos frecuentamos diariamente, aparecieron las presuntas urnas para volcar opiniones.

adoquin2

Quisiera aportar una breve reflexión ante estas no fundamentadas y pretenciosas palabras del Ministro:

1.- Afirma “Estamos asfaltando”, con lo cual ignora absolutamente los mecanismos de consulta y participación a los que tenemos derecho los ciudadanos.

2.- También ignora los movimientos que en contra del levantamiento de adoquines existen en la Ciudad desde que alguien tuvo esta brillante e inconsulta idea.

3.- Ignora la legislación vigente:

Constitución Nacional: Art.2  Art.5  Art.14  Art.41  Art.65  Art.75  Art.125;
Constitución CABA:  Art.5  Art.12  Art.14  Art.19  Art.20  Art.32  Art.81  Art.127
Normas Supranacionales:
Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre
Convención Americana sobre Derechos Humanos – “Pacto de San José de Costa Rica”
Ley CABA Nº 2176/2006. Publicada en el BO CABA Nº 2598 el 05-01-2007: Promoción de los derechos culturales previstos en la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires, que incluye no solamente el derecho a la expresión de la diversidad identitaria, sino el derecho al paisaje como componente de esta identidad, así como está expresado en la Constitución Nacional y en la de la CABA .

4.- El volante apareció en las veredas la noche del 20 de Octubre.

5.- Nos adjudica la responsabilidad de la elección: “vos y tus vecinos votaron”.  Y nos preguntamos ¿Quién votó? ¿Dónde se votó? ¿Porqué no había carteles en la puerta de los negocios en los dque supuestamente se colocaron urnas? ¿Porqué no hubo la difusión que las leyes exigen ante este tipo de acto? Es más ¿Existieron esas urnas?  Y si existieron, y votaron diez vecinos, señores, no representan a nadie.  Es más, si los que votaron viven a diez cuadras de esta calle tampoco están habilitados para elegir acerca del medio en que vivimos otros.

6.-  Por suerte deja teléfonos para comunicarse, pero es más efectivo el pedido de recurso de amparo ente maniobras de abuso de autoridad por parte del Estado, como esta, en la que vemos vulnerados nuestros derechos.

En 2009

En el curso de este año, fue publicado un artículo por este mismo medio, en el que se menciona el derecho ciudadano acerca del medio en que se vive, hoy acechado de manera violenta y compulsiva por quienes se mueven teniendo en cuenta solo intereses económicos privados, y respondiendo a una lógica mercantilista salvaje que históricamente demostró producir solo resultados negativos en todo sentido, y que beneficia solo a los pocos que llevan el negocio adelante.

Hay otras ventajas del adoquinado, saliendo de lo simbólico y representativo:

  • Facilita el escurrimiento del agua entre las piedras.
  • Esto humedece la tierra, y no solo disminuye el riesgo de inundaciones sino que funciona como regulador térmico y riego para las plantas (hablamos de mitigar efectos del calentamiento global…).
  • Regulan la velocidad de circulación: más rápido no es mejor, en una ciudad en la que el número de vehículos excede la capacidad de calles que se ven aún más restringidas desde la instalación de las bicisendas (que nadie utiliza, porque este tipo de modificaciones deben responder a una cultura previa, no es la infraestructura la que determina conductas culturales).

 En 2009, cuadrillas que llevaban como única identificación el sucio trapo amarillo que se exhibe abajo, siendo interrogados por los vecinos, se retiraron dejado la calle destrozada.

adoquin3jpgLos agujeros, que antes no existían, fueron mal rellenados entre gallos y medianoche , y los adoquines fueron retirados con destino incierto.

No es descabellado pensar, como lo hace Rudy (Página 12, 29 de Noviembre de 2008): “…¡por qué dejar en las calles los adoquines históricos de la ciudad, a la vista de todos; los adoquines históricos serán levantados, y llevados a countries, al cuidado de personas que nos han demostrado que pueden cuidarlos, adoptarlos, tratarlos con amor y alejarlos del camino del robo, la droga y el rock and roll!”, a esta versión abonan muchos de los ciudadanos damnificados.

adoquines2 La Calle Avelino Díaz, después del paso de la horda inidentificada.

Si el método es romper la calle, producir los baches si no los hay y luego “reparar”. Se debe saber que esto es ilegal: se usan los recursos del Estado (que son nuestros recursos) en destruir de manera deliberada,  no con el fin de mejorar nuestra calidad de vida, sino con el inconfesable motivo económico que mueve a muchas de las acciones de la presente gestión, instalando en momentos en que el liberalismo salvaje está en agonía en el mundo, lo peor de esta corriente económica e ideológica en el seno de la Ciudad de Buenos Aires.

Cabe mencionar que actualmente existe un proyecto de Ley que elabora el Legislador de la CABA Franciso “Tito” Nenna, en el que fundamentando este tema, propone no innovar acerca del adoquinado de las calles que aún conservan este tipo de revestimiento.

 Mientras tanto, en París…

En París, 2009, frente a Sait Germain des Prês, la Mairie de Paris repara de esta manera el adoquinado, renovando la cama de arena y sin desechar una sola de las piedras, por considerar valioso este tipo de calle, no solo desde el punto de vista estético y patrimonial, sino por las consideraciones ecológicas mencionadas anteriormente.

 parisadoquines1

 

Según el arquitecto Peña, que se explayó sobre el tema en una de las Tertulias de Patrimonio que desde la Comisión para la Preservación del Patrimonio Histórico y Cultural vienen realizándose quincenalmente, además, esto ameritaría la formación de personal especializado, en la Escuela Taller del Casco Histórico, ya que pocas personas conocen hoy el oficio.

Las herramientas que tenemos a mano son las Constituciones y Leyes, y la posibilidad de presentar recurso de amparo en la Justicia o presentación ante la Defensoría del Pueblo, ambas acciones son igualmente operativas para frenar conductas estatales abusivas.

 Los ciudadanos de Buenos Aires tenemos el derecho y la obligación de participar e intervenir activamente en estos temas, ya que es nuestra vida la que está afectada por decisiones que se toman en lugares desconocidos por motivos menos conocidos pero sospechados.

 —————————–

(1). En la página de Facebook: Defendamos Buenos Aires, puede consultarse texto completo de las leyes e información complementaria.