EN DEFENSA DE LA IGUALDAD

Las netbooks tal vez sigan en las escuelas pero el Programa Conectar Igualdad ya no será el mismo porque la política educativa que buscaba que los niños y adolescentes fueran sujetos activos en la interrelación con las tecnologías digitales no estará garantizada, sostuvieron hoy representantes gremiales de los docentes durante una conferencia de prensa.
“Tras conocerse que 70 empleados del Conectar Igualdad fueron separados de sus puestos y aunque el Ministerio de Educación de la Nación haya reafirmado la continuidad del Programa a través de un comunicado, hoy los docentes sabemos que no será lo mismo, que este programa no estará garantizado”, dijo Eduardo López, secretario general de UTE-Ctera
La política educativa que puso en marcha el Plan Conectar Igualdad, según el dirigente gremial, “buscaba achicar la brecha digital no solo a través de la entrega de netbooks sino de la elaboración de programas educativos y de la capacitación docente para lograr la interrelación con las nuevas tecnologías de todos los niños y adolescentes del país”.
Sin embargo, la medida tomada ayer por el ministro de Educación, Esteban Bullrich, “refuerza la sospecha acerca de la no continuidad y profundización de esa política”, señaló López.
“Estamos, como lo mostró el Plan Sarmiento -implementado por Esteban Bullrich en la Ciudad de Buenos Aires cuando era ministro porteño-, ante una propuesta que va a convertir la política inclusiva en un negocio con contenidos puestos por empresas para formar jóvenes que no se apropian críticamente de las nuevas tecnologías”, consideró el secretario de UTE-Ctera.
Para Silvia Almazán, secretaria de Educación y Cultura de Suteba, “una política nacional como el Conectar Igualdad, reconocida por las Naciones Unidas por su propuesta, contenidos, y el acceso al software libre en función de la inclusión digital, no puede dejar de ser responsabilidad del estado”.
“Pensando en la formación de sujetos libres y transformaciones creemos que esta es una política vital que nosotros vamos a defender como hicieron hoy los trabajadores con una permanencia pacífica en la sede del ministerio de Educación”, añadió Almazán.
Miguel Duhalde, secretario de Ctera, dijo que con esta medida que se tomó a nivel nacional puede abrir la posibilidad de otros despedidos en las provincias, donde se estima que el Conectar Igualdad afecta a 1000 trabajadores.
“Quizás no desmantelen el programa, pero la medida es un paso hacia la tendencia privatizadora de la educación pública donde esta propuesta puede llegar a ser manejada por las grandes empresas”, añadió Duhalde.
El Ministerio de Educación y Deportes de la Nación informó hoy que Conectar Igualdad y Primaria Digital seguirán funcionando con absoluta normalidad; no obstante, el jefe de gabinete de la cartera educativa, Diego Marías, expresó ayer a los trabajadores desafectados que “era más sano cerrarlo”, según Javier Castrillo, coordinador de Investigación y Desarrollo del Programa.