ELSA OESTERHELD

El Salón San Martín del palacio legislativo porteño fue el escenario en el que se desarrolló el acto de entrega de la distinción como Personalidad Destacada de la Ciudad de Buenos Aires a Elsa Sánchez de Oesterheld y que contó con la presencia de la titular de Abuelas de Plaza de Mayi, Estela Carlotto. En la oportunidad, se  dio cumplimiento a la Ley 3862 sancionada por el Cuerpo el 11 de agosto pasado a partir de una propuesta presentada por la diputada María Elena Naddeo y por el diputado Aníbal Ibarra, de reconocimiento por su contribución a la promoción de los Derechos Humanos a quien fuera la esposa del autor de El Eternauta, Héctor Germán Oesterheld, desaparecido junto a sus cuatro hijas durante la última dictadura militar

 En el emotivo acto el dibujante y humorista gráfico Miguel Rep, tomó la palabra y recordó una columna que escribió sobre ella y dijo que hace un tiempo sintió que “luego de tanto tiempo de adorar a Héctor, su marido, había que cuidar a Elsa”. Finalmente agregó que Oesterheld también merece una felicitación por haberla elegido a ella como su compañera.

En tanto, la Presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo Estela de Carlotto, se refirió a la agrupación que encabeza como a un “milagro”: “Insisto en el milagro de esta unidad de las mujeres que tienen en común un dolor inmenso, que se puede soportar por esta lucha; el milagro es que nos juntemos mujeres tan diferentes unas a las otras. Tenemos la unión del dolor transformado en el amor, en una actividad de vida esperanzada”. “Somos mujeres comunes, solo que supimos caminar en un camino recto, respetuoso, coherente, ser creativas, y todo eso fue de todas, y Elsa fue parte de esta hermandad que no nos separa más”, dijo Carlotto luego describir a la personalidad destacada como una mujer muy dulce, querible y de corazón generoso.

Los nietos de Elsa y Héctor Oesterheld, Fernando y Martín, dedicaron a su abuela emotivas palabras de agradecimiento y reconocimiento de su amor, su valentía y fuerza. “El futuro de nuestra familia será cuidado por nosotros y por nuestro hijos”, le dijo uno de ellos, quien relató cómo en cada encuentro familiar los familiares desaparecidos son recordados.

En referencia a sus nietos, Elsa Sánchez de Oesterheld aseguró que ellos “son los que me mantuvieron viva, los que me hacen feliz, y los que un día como hoy a las ocho de la mañana me llaman para preguntarme qué siento por este día tan fantástico. Esto es el milagro de una vida que se ha renovado, que siempre creyó que se había  terminado”. Se refirió a las madres de ellos, sus hijas, como una artista plástica y poetisa excepcionales. Luego se dirigió a Estela Carlotto y le pidió que se ponga de pie : “yo sin vos no soy nada; sin ella no hay Abuelas posible”. Para finalizar dijo, visiblemente emocionada: “soy una mujer feliz por primera vez desde hace muchos años, no creí jamás que podría volver a sentir alegría”.

El diputado Aníbal Ibarra expresó: “Cuando uno vuelve a tener en frente la historia, cuando ve las imágenes y tiene de cerca lo que hizo la dictadura, los que nos arrebató y les arrebató directamente a los familiares, ¿cómo se puede hacer para vivir con semejante dolor? Elsa es Abuela de Plaza de Mayo, cuatro veces Madre de Plaza de Mayo, y es esposa de Plaza de Mayo, demasiado para una persona. Ya es un gran valor poder vivir con tamaña ausencia. Pero ella no solo vivió con ese dolor, pudo reclamar a partir de él, no bajar los brazos, ponerlo en un lugar colectivo, pudo buscar a sus nietos. Estamos todos orgullosos de Elsa  por lo que significa en esta pelea colectiva”.

La diputada María Elena Naddeo, luego de entregarle a Elsa el diploma y la medalla correspondientes, expresó su agradecimiento a los presentes y afirmó que la homenajeada merece la distinción “por su ejemplo, porque buscó y reclamó, porque es un símbolo de una humanidad muy compleja y muy profunda”. “Nos sentimos hijos e hijas, somos parte de esa generación”, afirmó la legisladora.

Elsa Sánchez de Oesterheld

 La viuda de Héctor Germán Oesterheld, geólogo, escritor e intelectual, guionista de historietas y escritor de relatos, creador de la historieta El Eternauta, fue reconocida por su contribución a la promoción de los Derechos Humanos. Durante la última dictadura militar, su marido, sus cuatro hijas, de entre 18 y 24 años, y dos yernos, fueron secuestrados y asesinados, formando parte de los miles de desaparecidos; dos de las hijas estaban embarazadas y aún se desconoce el paradero de sus bebés. Elsa Oesterheld ha luchado desde aquel momento incansablemente por la recuperación del resto de su familia y la justicia para todos ellos. En la actualidad  forma parte del colectivo Abuelas de Plaza de Mayo y trabaja tenazmente cada día por lograr que todos los nietos desaparecidos sean recuperados.