APARATOS EN DESUSO

Durante este fin de semana los vecinos porteños podrán llevar aparatos eléctricos y electrónicos en desuso a distintos Puntos Verdes de la ciudad, como parte de una campaña que inició el mes pasado el Ministerio de Ambiente y Espacio Público.
Entre las 11 y las 16 de mañana y el domingo podrán dejarse los dispositivos en las plazas Colombia, Boedo, Don Bosco, Arenales y Güemes, y en los parques Centenario, Chacabuco, Avellaneda, Saavedra y Los Andes.
Es estos Puntos Verdes se recibirán aparatos de informática, comunicación y pequeños electrodomésticos como netbooks, notebooks, celulares, tablets, ipods, cámaras, radios, teléfonos, walkmans, discmans, impresoras, scanners, teclados, mouse, relojes, controles remotos y reproductores de DVD, MP3, MP4 y MPGE.
También, videojuegos, parlantes, auriculares y dispositivos de bluetooth, cargadores de celular, pendrives, micrófonos, webcams, calculadoras, módems, discos rígidos externos, CPU y monitores de computadora.
Además se podrán dejar planchas, minipimers, licuadoras, planchitas y secadores de pelo, depiladoras, afeitadoras, cafeteras, jugueras, tostadoras, exprimidores, procesadoras, batidoras, molinillos y licuadoras.
Los aparatos serán enviados a la Cooperativa Reciclando Trabajo y Dignidad donde serán desmontados, sus partes reciclables se enviarán a empresas de reciclaje y los componentes peligrosos recibirán el tratamiento que les corresponda, informó el organismo porteño.
“Cada vez hay más aparatos eléctricos y electrónicos en desuso. Sólo en Argentina se generan 290.000 toneladas por año. Queremos reciclarlos o reutilizarlos para lograr una ciudad más sustentable”, dijo Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente.
La cartera ambiental destacó que cerca del 90% de los componentes de estos aparatos se puede reciclar, principalmente plásticos y metales como oro, plata, cobre, aluminio, como una forma de “minería urbana” que reduce la necesidad de extraer estos recursos de la naturaleza.
En tanto, una pequeña fracción de estos equipos tiene componentes peligrosos que deben ser gestionados adecuadamente.