EL PIBE CARLITOS

Continúa abierta al público la muestra “El pibe Carlitos, hombre y mito”, sobre Carlos Gardel  en el primer subsuelo de la Casa de la Cultura   de Avenida de Mayo 575. La exhibición permanecerá abierta hasta el 30 de abril de 2013, de martes a domingo de 14 a 20, con entrada libre y gratuita.

Se trata de una muestra inédita sobre la vida de Carlos Gardel, el medio social en el que creció y su carrera al éxito mundial. A través de una moderna curaduría se exhibirán objetos y documentos nunca antes vistos, entre ellos el prontuario policial encontrado recientemente.

La exposición es parte del Proyecto “Rescate del patrimonio cultural del Tango para todos los argentinos”. A tales efectos Fundación Industrias Culturales Argentinas , organizadora de este evento con el apoyo del Ministerio de Cultura porteño, ha reunido más de 40.000 objetos pertenecientes a algunas de las más importantes colecciones existentes, conformando la colección, a nivel mundial, más importante sobre el Tango, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 2009.

Síntesis de la exposición. La exposición intenta describir el medio social en el que creció Carlos Gardel y su posible influencia sobre el futuro artista.
La llegada al país de grandes contingentes inmigratorios a principios del siglo XX en Buenos Aires, la falta de viviendas, las revueltas obreras, la opresión de clases carenciadas, la incipiente aparición de sindicatos, estuvieron en la base de las grandes revueltas sociales de entonces.
A pesar de haber surgido de ese medio hostil, Carlos Gardel logra destacarse con su arte construyéndose a sí mismo y dejando atrás esa etapa de su vida.
Mediante fotos, partituras y documentos varios, la presente muestra se centra en el primer período de la vida de Carlos Gardel que resulta un tanto desconocido del gran público.
Hacia fines del siglo XIX principios del XX, se vivía en el país uno de los procesos más dinámicos y transformadores de su historia: en el puerto de Buenos Aires millones de inmigrantes arribaban para intentar un futuro mejor. Se estima que entre 1881 y 1914 llegan aproximadamente 4.200.000 personas a la Argentina. Uno de cada tres extranjeros vivía en Buenos Aires.

Buenos Aires de antaño. La prosperidad económica de las clases dominantes sumada a las preparaciones para el Centenario del primer gobierno patrio en 1910 alentaron el desarrollo de la ciudad, confiriendo a Buenos Aires un esplendor inusitado.
La ciudad fue llamada entonces la Reina del Plata, aunque no todo en ese “reinado” era prosperidad: las clases obreras no gozaban de beneficios sociales y vivían hacinadas en conventillos o pensiones deplorables. Los estallidos sociales de la huelga de los inquilinos (1907), de la semana roja (1909) y la ley de Defensa Nacional (1910) fueron, entre otros, el resultado de aquella opresión social.
Fue en esta ciudad de contrastes donde un joven al que llamaron “El pive Carlitos”, convivió con ese ambiente de injusticia social y pobreza, para transformarse luego en ídolo indiscutido de la canción popular rioplatense. Vale aclarar que el término “pive” refiere a “Aprendiz de un oficio”, es decir, que Gardel era un “novato”, un “inexperto” en asuntos delictivos.

Construirse a sí mismo. Carlos Gardel reció solo y marcado por los estigmas de la rígida sociedad de entonces: hijo de madre soltera, de padre desconocido y pobre de cuna. Desde muy temprana edad demostró rebeldía en aceptar las reglas de una sociedad que lo marginaba. Berta, su madre, era planchadora y su remuneración y derechos distaban mucho de lo que hoy gozan los trabajadores sindicalizados. Debido a las largas jornadas de trabajo de Berta, Carlos quedaba a cargo de amigos o conocidos: no tuvo entonces una familia que pudiera contenerlo y buscó sus límites en la calle que fue su verdadera escuela, a pesar de haber terminado su educación primaria. Carlos fue un niño de fugas frecuentes.
En medio de aquella situación de soledad y pobreza, una luz lo iluminaba: su voz excepcional. Desde niño Carlos percibió que con su canto podría granjearse el afecto que le faltaba y también algunas monedas cuando recorría calles y bares interpretando alguna canción. Paralelamente, Carlos, en base a constante esfuerzo y dedicación, se fue transformando en un reconocido cantor criollo y acrecentó su fama desde el barrio del mercado central donde ya se lo conocía como el Morocho del Abasto. En 1911, se une a José Razzano para formar un dúo de canciones criollas. Obtuvieron gran éxito, recorrieron el país y actuaron en Brasil (1915) y España (1923).

El Morocho del Abasto. En 1917, Carlos canta el primer tango “Mi noche triste”. Desde entonces,comenzará a incorporarlos en su repertorio para luego de 1925, cuando el dúo se disuelve, consagrarse definitivamente como el mejor cantor de este géneromusical. En tan sólo 10 años forjó una impresionante carrera internacional como cantante, compositor y actor de cine. El fatal accidente de Medellín, Colombia, en1935 interrumpió brutalmente su vida y sus éxitos.

“El pive Carlitos. Una copia del prontuario de Carlos Gardel redactado por la Policía de la Provincia de Buenos Aires, fue encontrado recientemente. Obra en dicho expediente un informe policial donde se lo describe como “conocido con el apodo de “El Pive Carlitos” y sindicado como estafador por medio del cuento del tío”, pero aclarándose que no registra antecedentes judiciales. Está fechado el 18 de agosto de 1915. Allí figura bajo el nombre de Carlos Gardel, nacido en La Plata, hijo de Carlos y Berta Gardel.
Anteriormente había sido detenido en 1904 por fuga del hogar, figurando como Carlos Gardes.
El cuento del tío consistía en engañar a una persona haciéndole creer que su interlocutor había heredado una fortuna de un tío que vivía en un lugar lejano y que necesitaba dinero para viajar y/o alojarse. Si la persona accedía a abonar el importe se le ofrecía a cambio un porcentaje de la supuesta herencia. Como es natural, al final de la historia, el cuentista desaparecía.
Es sabido que Gardel cantaba en comités conservadores como tantos otros cantores de ese entonces buscando apoyo a sus actuaciones. En esos comités conoció a Ruggierito, un personaje al servicio de Alberto Barceló, un caudillo conservador de la ciudad de Avellaneda.

Eliminar antecedentes. Cuando Gardel se convierte en un cantor importante tales antecedentes constituían un obstáculo para su carrera. Habría sido Barceló quien intercedió frente al Presidente Marcelo Torcuato de Alvear para que solicitara a la jefatura policial la destrucción de sus prontuarios.
Es comprensible en dicho contexto el cambio de nombres y lugares de nacimiento en los que incurría Gardel para, probablemente, ocultar sus antecedentes.
Todos aquellos que conocieron a Gardel en su apogeo hablaron de su generosidad para quien lo precisara. Era conocida también la dificultad que él tenía para ahorrar las copiosas sumas de dinero que ganaba. Disfrutaba de la buena vida y gustaba compartirla con sus amigos, de esta forma dilapidaba su fortuna y estaba obligado a actuar y grabar discos en forma permanente para conseguir dinero.

Relación con el dinero. Sólo al final de su vida y cuando se encontraba en Nueva York pudo cambiar su estilo de vida y de ello dan testimonio algunas cartas intercambiadas con su representante Armando Defino.

Debut en el cine. Carlos Gardel debuta en el cine en 1917 con un film mudo: “Flor de durazno” basada en la novela de Hugo Wast. Fue estrenado en el cine teatro Coliseo el 28 de septiembre de 1917. Su pareja en el film fue la artista italiana Ilde Pirovano con quien a Gardel le agradaba conversar acerca de canciones y de ópera italianas a las que el cantante era afecto. La trama de la película describe la relación entre Fabián y Rina. Al ausentarse Fabián del pueblo en donde viven, Rina es seducida por Germán quien la abandona embarazada. Desesperada, Rina parte hacia Buenos Aires donde sufre humillaciones y vuelve a su pueblo. Fabián la perdona y se casa con ella. No obstante, viejos rencores imponen un final trágico a la historia. En el film puede percibirse a un Carlos Gardel con muchos kilos de más en su figura. El cantante luchará toda su vida contra esta tendencia de su cuerpo sometiéndose a una rígida disciplina de ejercicios, práctica de deportes, masajes y caminatas diarias. Su carrera de actor habrá de adquirir verdadera relevancia con los films producidos en Francia y en Nueva York que lo proyectarán hacia la fama mundial.