EL MAL CÁLCULO

 Elena Liberatori, la jueza que hizo lugar al amparo que bloquea el aumento del pasaje de subte de 4.50 pesos a 7.50, aseguró que “la tarifa técnica está mal hecha porque Metrovías no informa como corresponde” y que por eso emitió una serie de recomendaciones a la empresa estatal porteña Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) para que le exija a la concesionaria “cuestiones relacionadas a los estado contables”.
En diálogo con el canal Todo Noticias, Liberatori sostuvo que “es necesario conocer cuáles son las repuestas de Sbase a las observaciones en términos de auditorias y a las reconsideraciones que formuló la auditoría porque es un elemento económico muy importante; ayer me focalicé en la tarifa al usuario sobre la que se emitieron siete recomendaciones, seis de las cuales son para que Sbase exija a Metrovías cuestiones relacionadas con los estados contables”.
“Lo que tiene que constar es que la tarifa técnica que Metrovías estimó en 13 pesos esté efectivamente bien hecha, y para eso hay que analizar la cuestión contable técnica que Sbase plantea ateniéndose a lo que le informa Metrovías; pero como la concesionaria no informa como corresponde, las cuentas no están bien hechas y por eso la orden judicial es verificar el cálculo de la tarifa técnica. Lo que subsidie el Estado es otra cuestión”, aclaró.
“Es necesario sacar bien las cuentas para probar si ese cálculo de tarifa técnica es correcto, hay ítems que puede ser verdaderos o falsos y que deben ser sostenidos por evidencias e instrumentos contables; no puede incluirse como gasto a cubrir por los usuarios el canon que la concesionaria debe pagarle al estado”, ejemplificó la jueza.
“Mi intervención en la causa termina con la feria, ahora las partes deberán presentar la documentación y estimo que el trámite debiera extenderse al menos un mes; acá no se discute el aumento sino la manera en la que se hizo el cálculo”, concluyó Liberatori.
Por su parte, el presidente de Subterráneos de Buenos Aires (Sbase), Juan Pablo Piccardo, insistió en una entrevista radial en que la resolución de Liberatori es “ridícula” ya que “el boleto debería costar $7.50 por la elevada inflación de los últimos años y para poder cubrir todos los costos del servicio”.
En este sentido, el titular de Sbase dijo que “es una obviedad decir que para que el subte pueda funcionar hay que tener en cuenta los costos de mantenimiento. Si no, después pasan tragedias como la del Tren de Once”.
Piccardo sostuvo: “No digo que es mejor aumentar o que la gente no sufra el aumento en su bolsillo pero hoy todo el mundo reconoce que 4.50 es un precio muy bajo para viajar en subte. Para calcular el aumento en la tarifa la dividimos por la cantidad de pasajeros. Ese número da 13.37 pesos, pero el valor es de 7.50 porque la diferencia es un subsidio de la Ciudad de Buenos Aires”.
“No es la primera que se interviene la tarifa técnica, la última fue hace 2 años, ya se lo explicamos a la jueza”, agregó.
“Esto atenta contra el servicio y la seguridad de los usuarios. La gente no se sube al subte para hacernos un favor sino porque lo necesita y quiere viajar bien. Hace falta invertir en infraestructura, estamos haciendo mejoras pero si no aumentamos la tarifa es complicado”, subrayó el presidente de Sbase.
Además, Piccardo remarcó que “cuando hay aumento de tarifas, se pierde menos del 15 por ciento de pasajeros que después se recupera”.
Sobre las ganancias de Metrovías a raíz de los aumentos de tarifas, el funcionario explicó que “no hay un monto establecido; el 70 por ciento del aumento de los costos de operación se destina a mano de obra, 15 por ciento de costos de mantenimiento, seguro, energía, facturación de la SUBE, recaudación, sistema de seguridad, depreciación de material rodante y dentro del 4 por ciento de costos de administración ellos tienen incluida su ganancia”.
“Cualquiera puede mirar los números de Metrovías y ver cuánto gana porque cotiza en bolsa. En el último balance tuvo una ganancia de $8 millones”, agregó.