EL LEGADO DE HAYDEE BIRGIN

Haydée Birgin fue una creadora de redes entre profesionales de distintas generaciones para que el enfoque de género esté presente en las las políticas públicas y judiciales, un concepto con el que creó el Equipo Latinoamericano de Género y Justicia (ELA) que con su tarea honra a la abogada fallecida el último martes.
“Era una mujer cuya inteligencia y capacidad para construir redes fueron tan reconocidas como su generosidad al momento de abrir espacios y su gusto por las cosas bellas”, definió Natalia Gherardi, directora de la ONG.
La abogada feminista, que murió a los 75 años, fue “partícipe indiscutible de las luchas y conquistas de los derechos de las mujeres en el último medio siglo en la Argentina y América Latina”, dijeron desde ELA cuando, en 2012, la reconocieron con la publicación `Autonomía y Feminismo Siglo XXI. Escritos en homenaje a Haydée Birgin`.
El libro reunió escritos de mujeres y varones protagonistas del proceso de transformaciones inclusivo en derechos, del cual fue mentora y guía, con la intención de “proponer delinear la agenda futura en el siglo XXI”.
“Tuvimos de Haydée lo mejor en la construcción de ELA, como un ámbito en el que se pudieran trazar puentes entre generaciones, construyendo la agenda feminista con nuevas estrategias y honrando el reconocimiento de las viejas luchas”, rescató Gherardi.
Birgin, recibida en la Universidad de Buenos Aires, estuvo exiliada en México durante los años de la dictadura cívico-militar en Argentina, desarraigo durante el cual colaboró en la Comisión Argentina de Solidaridad (CAS), creada junto con otras personas refugiadas.
También trabajó en el Centro de Estudios Económicos y Sociales del Tercer Mundo, abocándose a los derechos de las mujeres, tarea que continuó de regreso a al país junto a Zita Montes de Oca.
También fue impulsora de reformas legislativas relacionadas con violencia de género, derechos sexuales y reproductivos y despenalización del aborto.
Los libros de la colección `Identidad, mujer y derecho`, publicados por Editorial Biblos bajo su dirección, son una contribución para pensar el derecho y el género en los debates actuales.
El equipo de ELA “tiene el legado de la responsabilidad de seguir adelante y eso haremos. Como decía Haydée: “Se trata de luchar por la libertad”, sostuvo Gherardi.