EL FUTURO DEL ZOO PORTEÑO

Los legisladores porteños comenzarán a discutir distintos proyectos de transformación para el predio donde actualmente funciona el Zoológico de Buenos Aires de cara al vencimiento de su concesión en 2017.
El debate para definir el nuevo perfil del espacio ubicado en el barrio de Palermo se iniciará mañana martes y los proyectos presentados están orientados a convertirlo en un predio que apunte a la educación y conservación de la fauna autóctona.
El presidente de la Agencia de Protección Ambiental porteña (APRA) e integrante de la Comisión Técnico Ambiental para la transformación del Jardín Zoológico, Juan Carlos Villalonga, señaló hoy en declaraciones a FM Delta que “el zoológico está en un proceso de transformación desde antes de abril de este año”.
“Es una institución diseñada e inspirada con las ideas del siglo XIX, entonces ahora quedó obsoleta en función de todo lo que ha avanzado la percepción que tenemos como sociedad de la naturaleza y de las especies y los avances que hay de la tecnología y de los medios de comunicación para acceder al conocimiento de la fauna y de los ecosistemas”, explicó.
“El zoológico como medio de acceder a esa información es un anacronismo -continuó- y por lo tanto hay un movimiento que se está dando en todo el mundo que es el cierre de los zoológicos o la transformación hacia centros de conservación de fauna autóctona y centros educativos con un atractivo hacia el público, que atraiga a la gente pero no con la idea de ver animales enjaulados o encerrados como ejemplares, sino una idea mas sana desde el punto de vista ambiental”.
El funcionario explicó que el proceso de transformación será extenso ya que “desactivar un zoológico no es una idea sencilla, hay que trasladar los animales a un sitio mejor, son muy pocos los que pueden volver a su hábitat natural, tienen que ir a un zoológico de mejores condiciones o a una reserva o santuario”.
En este sentido precisó que para establecer un traslado hay que estudiar “donde pueden ser recibidos”, muchas veces lugares lejanos “con viajes muy estresantes y complicados en los que se tiene que garantizar que ese esfuerzo valga la pena y no ponga en riesgo la salud” de los animales.
En ese sentido precisó que ya se está “preparando la logística para el traslado de la elefanta Mara” a una reserva de Camboya y para ello se preparó una caja especial a la que “se tiene que adaptar durante meses para que después pueda emprender un viaje de dos días”, confirmó Villalonga.
“El caso de la orangutana Sandra es distinto porque iría a un santuario que demanda ciertas condiciones sanitarias que resultan altamente impactante para la salud del animal”, por eso hay que estudiar “cada caso”, agregó el especialista.
Villalonga precisó que son cerca de 2.000 los animales que deberán ser reubicados y remarcó que se pretende transformar al Zoológico “en un centro de conservación, de educación y protección del hábitat”.