DONDA DICE NO

La diputada nacional Victoria Donda presidenta de la comisión de Derechos Humanos del Congreso Nacional, reflexionó, a través de un comunicado de prensa, sobre la celebración del Día de la no Violencia contra la Mujer.

“Desde hace años, las mujeres de todo el mundo estamos reflexionando y valorando cada vez más los 25 de Noviembre. No sólo por ser un día reivindicativo, que se celebra internacionalmente por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, sino porque además significa el despertar de ese sector mayoritario de la sociedad, las mujeres, quienes exigimos y nos organizamos por los derechos que aún no se nos han reconocido, para vivir en una sociedad más justa y equitativa”, comienza diciendo Donda.

Fueron las hermanas Mirabal -señala – las que con su lucha iniciaron el proceso de debilitamiento de la dictadura de Trujillo. Por esta razón y por ser mujeres luchadoras y organizadas, sus vidas terminaron violentamente.

Por otra parte, la legisladora indica, que en nuestro país, los últimos dos años han estado marcados por hechos que cobraron gran resonancia mediática por el nivel de violencia sufrido por mujeres. En este sentido, indicó, que según datos del Observatorio de Femicidios en Argentina, entre enero a diciembre de 2010 se registraron 260 femicidios de mujeres y niñas, (un 12,5% más respecto al informe del año 2009), y a su vez, el mismo estudio realizado de  enero a junio de este año, arroja una cifra de 151 femicidios de mujeres y niñas. Indicando que estas “son las aristas más crudas de esta realidad”.

Por otro lado, Victoria Donda apuntó a los resabios machistas que persisten todavía y que, en cierta forma,  “son aceptados culturalmente”, como los programas televisivos donde abundan las imágenes estereotipadas de mujeres como si fueran muñecas, para el libre consumo de cualquier interesado. Considerando que esos estereotipos contribuyen a reforzar y reproducir relaciones desiguales entre los géneros, que en definitiva naturalizan la violencia contra las mujeres. Donde el flagelo de la trata con fines de explotación sexuales, aparece como la consecuencia inmediata esta concepción de la mujer como  objeto de consumo.

Finalmente, la diputada señala, que hay que bregar por garantizar el cumplimiento de la ley Nº 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la violencia contra las Mujeres en todos los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales, “que es demasiado amplia para la protección contra distintos tipos de violencia de género que pueden darse (física, psicológica, sexual, económica y patrimonial y simbólica)”.