SIN CONDENA

La Ciudad de Buenos Aires es uno de los distritos del país con menor número de condenas por delitos relacionados con trata de personas, según un informe elaborado por la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex) en el que se reseña que un total de 106 personas fueron condenadas en la Argentina entre 2009 y 2014.
La Justicia Federal de Mar del Plata es, por el contrario, la que más condenas dictó, con un total de 14, lo que representa un poco más del 13 por ciento de las que se contabilizaron a nivel nacional, en tanto que la Ciudad de Buenos Aires registró sólo dos sentencias condenatorias y Corrientes sólo una.
En su informe, la Protex desarrolló un análisis cualitativo sobre las sentencias en todo el país desde la entrada en vigencia de la ley de Prevención y Sanción de la Trata de Personas hasta la actualidad, lapso en el que se produjeron 122 sentencias, 13 por ciento de ellas absolutorias, con un total de 220 imputados y 565 víctimas.
En este contexto, el organismo indicó que las tres sentencias definitivas (dos de ellas condenatorias) dictadas por el fuero federal de la Ciudad de Buenos Aires “no son representativas de su densidad poblacional, ni de la realidad de explotación sexual y laboral que se denuncia a diario desde diferentes sectores, ya sean operadores judiciales, funcionarios de Poder Ejecutivo y Legislativo, Organizaciones no gubernamentales y medios de comunicación”, señaló el informe.
“La justicia federal de la capital federal ha recurrido en distintas oportunidades a soluciones procesales que llevaron a la recalificación jurídica de hechos que podrían haber sido también calificados como trata, y que incluso habían sido elevados a juicio oral bajo la figura de la trata de personas”, agregó.
En la actualidad, la capital federal es la jurisdicción que más procesamientos registra (49), por lo que las dos condenas deberían pasar a ser varias más próximamente, estimó la Protex.
De los 394 procesamientos contabilizado por el organismo en el periodo 2009-2014, un total de 122 tuvieron sentencia definitiva, de los cuales 106 finalizaron en condena.
“Este es el resultado de un esfuerzo conjunto entre los jueces y el Ministerio Público Fiscal para investigar el delito de trata de personas y desmantelar redes criminales, que tenían a mujeres vulnerables como principales víctimas”, sostuvo el fiscal federal Daniel Adler.
Con relación al tipo de explotación, prevalecen las sentencias condenatorias por trata de personas con fines de explotación sexual (el 85 por ciento) por sobre aquellas de carácter laboral (el 15 por ciento), en tanto que de las 220 personas condenadas, un 63 por ciento son varones y un 37% ciento, mujeres.
“Se trata de un porcentaje de mujeres condenadas más alto que el promedio general para todos los delitos, si contemplamos que la población carcelaria total está compuesta por un 96 por ciento de varones y 4 por ciento de mujeres”, señaló el análisis de la Protex.
Al respecto, un estudio realizado sobre la dinámica de la trata sexual en el país, alertó sobre “el riesgo de que pueda estar manifestándose un proceso de conversión de ex víctimas a actuales victimarias, cuando luego de años de haber sido explotadas sexualmente, esas mujeres son elegidas para roles gerenciales o de administración de los prostíbulos”.
Con relación a la nacionalidad de los imputados, la mayor parte es argentina (147), seguidos por los de origen boliviano (35), paraguayo (25), y en menor cantidad se detectaron persona de nacionalidad dominicana (6) y chilena (2).
“La alta cantidad de extranjeros condenados por trata se explica a partir de la transnacionalidad, como características del delito, que no se circunscribe al hecho y las víctimas, sino también a sus autores y a la movilidad de esos autores entre puntos de captación, transporte y consumación de la explotación”, precisa el informe.
El trabajo detalla que “los montos de pena promedio se encuentran en torno de los cinco años, pero existe una tendencia muy marcada a fijar condenas por 4 años, que podrían categorizarse objetivamente como graves pero no severas”.
En relación al perfil de las víctimas, el 80 por ciento son mujeres, porcentaje que se corresponde con el hecho de que el 85 por ciento de las sentencias condenatorias dictadas son por el delito de trata con fines de explotación sexual, y que todas esas sentencias de trata sexual tienen a mujeres como víctimas.
De acuerdo a las bases de datos utilizadas, la mayoría de las víctimas son extranjeras ya que de las 492 víctimas cuya nacionalidad fue mencionada en la sentencia, 215 son de origen boliviano, 128 paraguayo, 122 son argentinas, de República Dominicana 24 y de Brasil 3.