DESALOJARÁN UNA BIBLIOTECA PARA VENDER EL PREDIO

La Nube Infancia y Cultura cumplió en julio pasado 38 años y es uno de los proyectos colectivos más interesantes en el ámbito de la cultura para chicos, según legisladores, académicos y público en general, que se expresaba estos días tras la publicación de la carta por Facebook, con más 6.500 seguidores. Además de promover espacios dedicados al cine, el teatro y la música, la biblioteca La Nube alberga más de 60 mil volúmenes.
La triste noticia es que en el día de la fecha a Asociación La Nube denunció que el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires quiere vender el predio de Jorge Newbery 3533/37, donde desde hace 10 años funciona su biblioteca, a partir de un proyecto de ley que mañana comenzará a ser tratado por la Legislatura local.
Bajo el título “Defendamos La Nube: un territorio para los chicos y la memoria”, la entidad difundió la situación a través de una carta abierta, que fue difundida por las redes sociales, y de un petitorio en change.org dirigido al ministro de Cultura de la Ciudad, Hernán Lombardi, al que ya suscribieron más de 5 mil personas. “El Espacio Cultural donde habita la Biblioteca más importante de la Argentina especializada en temas de Infancia, está en peligro”, afirmaron.
La Comisión de Presupuesto de la Legislatura tiene previsto comenzar a tratar mañana el proyecto de Ley 2511-J-2013, que propone la venta del terreno de Jorge Newbery 3533/37 por considerar que, como otros 48 predios contemplados por esta iniciativa, “es innecesario a la gestión” y sin contemplar lo que allí funciona, como si se tratara de un espacio baldío.
No obstante, en diciembre de 2013 se cumplirán cuatro años de la sanción de la Ley 3.351 -aprobada por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires-, que otorga el predio por 20 años a la entidad bajo la figura de “uso y permiso precario”.
El cambio de planes del gobierno macrista se produjo sin que mediara ninguna comunicación oficial a La Nube. “Hasta ahora no hubo ninguna comunicación con nosotros, nos enteramos de esto a través de medios, de gente que conoce el proyecto y se enteró y por distintas personas que tienen más compromiso con la cultura y la educación”, contó a Télam Ana Medina, vicepresidenta de la Asociación. Para Medina, detrás de esta iniciativa “hay un interés inmobiliario”, por la cercanía entre la biblioteca y las grandes productoras audiovisuales que hay en la zona.
“Nosotros queremos abrir el diálogo con los diputados del PRO, contarles qué es esto, que tomen dimensión, que sepan de que estamos hablando. No es un terreno, es un espacio que se eligió, que tardó años en construirse”, aseguró.
Por su parte, la legisladora porteña María Elena Naddeo dijo que el proyecto “necesita de 40 votos para aprobarse, y nosotros y los demás bloques de la oposición no le vamos a dar nuestro voto”. “No votaremos por ningún proyecto que atente contra el patrimonio de la ciudad de Buenos Aires”, dijo Naddeo, en referencia también a la cesión de terrenos “al polo audiovisual del barrio de Colegiales, que beneficiaría al (empresario televisivo) Adrián Suar, o al plan de manejo sobre la comuna 8, de Lugano y Soldati”.