DE ZOO A ECOPARQUE

El zoológico porteño se transformará en un ecoparque, anunció hoy el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta. “La idea es reducir de forma paulatina la presencia de animales”, señalo el mandatario, y anticipó que el cierre del predio está previsto “para los próximos días” y se estima que tras las vacaciones de invierno se comenzará a preparar el parque.
El objetivo a futuro de este espacio será “relacionar a los chicos, a los porteños y a las personas que nos visitan en la ciudad con los animales y la ecología”, señaló Larreta en referencia a la tendencia que, a nivel mundial, exige suplantar zoológicos por parques de conservación de las especies, en tanto que sentenció: “No da para más tener animales en estas condiciones. Los animales tienen que vivir en su hábitat, no en medio de los edificios”,

También anticipó que el 1 de agosto va a llamar a un concurso internacional “para que nos acerquen ideas para el ecoparque”, y aseguró que van “a generar un mecanismo de participación para que los vecinos hagan sugerencias, opinen y sean parte del proceso”.
Rodríguez Larreta explicó además que dentro de las propuestas para construcción de este predio está previsto “un lugar para rehabilitación y liberación de animales en tránsito: heridos o recuperados del tráfico ilegal”.

Otra de las características del futuro Ecoparque Interactivo que reemplazará al actual Zoológico es que oficiará de plataforma para la realización de proyectos vinculados a la conservación del medioambiente impulsados por emprendedores y ONGs.

Respecto de los animales que actualmente habitan el complejo, se impulsará el traslado de la mayor cantidad de ejemplares posibles a un destino que constituya una mejora real a las actuales condiciones, mientras que aquellos que no puedan ser reubicados por cuestiones de seguridad, permanecerán en el Ecoparque como última generación, con un entorno mejorado.
El zoológico de Buenos Aires está emplazado en el Parque Tres de Febrero, se extiende por 18 hectáreas en las que viven aproximadamente 2400 animales y cuenta con 52 edificios que hicieron que fuera declarado Monumento Histórico Nacional.
La concesión estaba a cargo de la empresa Jardín Zoológico SA desde 1991, otorgada por el entonces intendente Carlos Grosso, y extendida hasta el 2017 por la anterior gestión de Mauricio Macri, a cambio de un canon mensual de 1.010.000 pesos por la explotación.