COSTO DE VIDA DE AGOSTO EN LA CIUDAD

El informe mensual que elabora la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires (DGEyC ), indicó que el mes de agosto, una familia tipo porteña -integrada por dos adultos y dos menores-, necesitó 15.728,31 pesos para no caer en la pobreza. Es decir, 2.828 pesos más que el mismo mes del año pasado, lo que significa un 21% de incremento anual. En tanto que el acumulado entre enero y agosto de este año experimentó un alza de 12,9 %.
El Sistema de Canastas de consumo de la Ciudad de Buenos Aires, diseñado en 2008 por la Dirección General de Estadística y Censos (DGEyC), mide la capacidad de acceso de los hogares de la Ciudad de Buenos Aires para cubrir un conjunto de bienes y servicios compatible con el estándar de vida de la población de la Ciudad.
Sobre el modelo de lo que se consideran cinco categorías de hogares tipo porteños (1), la DGEyC calcula costo de las Canasta Básica Alimentaria (CBA) y de la Canasta Básica Total (CBT) y establece las líneas de indigencia y de pobreza.
La Canasta Básica Alimentaria (CBA), es aquella que reúne el conjunto mínimo de alimentos para la subsistencia a partir de un patrón de consumo, pero no una dieta suficiente en todos los nutrientes, y establece los ingresos que necesita cada hogar tipo para no caer en la indigencia.
La Canasta Básica Total (CBT), da cuenta de los requerimientos monetarios mínimos que requiere una familia para adquirir, además de alimentos y productos alimenticios, otros bienes y servicios, y establece los ingresos necesarios de cada hogar para no caer debajo de la línea de pobreza.
En tanto que la Canasta Total (CT) es el valor total de los bienes y servicios que un hogar debe consumir durante el transcurso de un año. Se agregan los gastos de adquisición o renovación de los bienes durables para el equipamiento del hogar y para esparcimiento, como aquellos otros gastos que tienen características estacionales (indumentaria) o contingentes, como los productos y servicios para la salud.
Esto permite realizar la estratificación de los hogares en términos de su capacidad de acceso al consumo de bienes y servicios. De acuerdo a esta modalidad, la DGEyC estableció que, durante el mes de junio, una familia tipo porteña -integrada por dos adultos y dos menores con vivienda propia-, necesitó 15.728,31 pesos para no caer en la pobreza, es decir $ 524 por día para comer, vestirse y movilizarse.
Mientras que en el mes de agosto el umbral de pobreza rondó $15.728,31. El de indigencia, según este informe, incrementó 184,32 pesos respeto al mes pasado. Una familia tipo necesita $7.708,14 mensuales para no caer en la indigencia. Lo que significa un ingreso diario de 257 pesos.
La DGEyC estimó, también, que el sector acomodado de la Ciudad, sigue teniendo ingresos que superan 12 veces los del sector pobre no indigente. En el gráfico que sigue se pueden comparar los niveles de ingresos según los distintos sectores sociales:
En situación de indigencia, es el grupo familiar cuyo ingreso mensual varía entre cero pesos y $7.708,14
Pobre no indigente, es la familia que pudo reunir ingresos por todo concepto entre $7.708,14 y $15.728,31pesos;
No pobres vulnerables, es la familia que tiene un rango de ingresos de $15.728,31 y 20.176,52 pesos.
Sector medio frágil, es la que tiene un ingreso promedio: de $20.176,52 a 25.220,64pesos;
Sector medio – medio, es la que alcanza un ingreso: de $25.220,65 a 80.706,08 pesos;
Sector acomodado, son las familias cuyo ingreso supera los $ 80.706,08 pesos.
———————————————————————————————-
(1).Hogares tipo:

  1. Pareja compuesta por una mujer y un varón económicamente activos y propietarios de la vivienda, con dos hijos.
  2. Pareja de adultos mayores, mujer y varón, ambos económicamente inactivos, propietarios de la vivienda
  3. Hogar unipersonal, de un adulto económicamente activo y propietario de la vivienda
  4. Pareja compuesta por una mujer y un varón de 25 años de edad, ambos económicamente activos y propietarios de la vivienda
  5. Pareja compuesta por una mujer y un varón de 25 años de edad, ambos económicamente activos y no propietarios de la vivienda