COOPERATIVAS Y ESTADO PORTEÑO

La propuesta elevada por los legisladores Fernando Muñoz y Gabriel Fuks pretende eliminar la discriminación entre trabajadores de la economía social y la tradicional, además de mejorar la calidad institucional.

Los legisladores porteños Fernando Muñoz y Gabriel Fuks presentaron ayer en la comisión de Desarrollo Económico un proyecto de ley para regularizar la relación de las cooperativas con el Estado cuando es contratista.

Muñoz explicó  la iniciativa: “En primer lugar, establece el salario mínimo, vital y móvil o salario de convenio para igualarlo a otros trabajadores de la misma rama. En ningún caso el trabajador cooperativista recibirá un ingreso inferior al salario mínimo vital y móvil que se encuentre vigente, aunque su jornada laboral sea inferior a 48 horas semanales”.

Por otro lado, pretende garantizar la calidad institucional y de contrataciones.

“Lo que hace el Gobierno de la Ciudad es transferirle el monto a la cooperativa, la que tiene relación laboral con sus socios. Nosotros planteamos que la relación laboral la tiene que tener el Gobierno con las cooperativas, pero garantizando que todos los trabajadores tengan su caja de ahorro donde el contratista deposite el sueldo de cada uno de los trabajadores de la cooperativa para poder tener control de la remuneración. De otra forma, se generan culturas clientelares”.

Así, de aprobarse el proyecto, las cooperativas de trabajo deberán acreditar ante el Gobierno de la Ciudad los comprobantes mensuales de pago del monotributo, correspondiente a los asociados que se encuentren trabajando.

Asimismo, deberán presentar los recibos y certificados de vigencia de los seguros que el contrato suscripto haya previsto para esa cuestión.

Una federación de cooperativas porteñas

Consultado sobre el lanzamiento de Fedecaba, el legislador de la Ciudad afirmó que la iniciativa que agrupará a más de 30 cooperativas, emprendimientos, mutuales, fundaciones y asociaciones civiles -y que fue lanzada la hace dos semanas– “fortalecerá movimiento cooperativo y de la economía social de la Ciudad”.

Y sobre la situación de las empresas sociales afirmó que en la Ciudad “hay muchas cuestiones pendientes, no solo en las recuperadas, donde hay una desidia muy grande de parte del gobierno porteño para hacerse cargo de las expropiaciones”.

Fuente: Ansol