CONTRA DEL CIERRE DE POLIDEPORTIVO

Padres, niños, adolescentes y profesores del Polideportivo “San Cristobal”, ubicado en el barrio porteño de Cosntitución, debajo de la Autopista 25 de Mayo, realizaron  un festival callejero frente al predio, con juegos y espectáculo de murgas, en contra del cierre del club por parte del gobierno de la ciudad de Buenos Aires.
“Vinieron funcionarios del área de Infraestructura y desarrollo Social de la Ciudad con la intención de cerrar el predio”, precisó Walter Tolosa, profesor de fútbol del polideportivo e integrante del club desde hace 24 años, quien aclaró que “vinieron sin ninguna orden, pero dijeron que tenían que cerrarlo”.
“Primero mencionaron que iban a poner una boca de subte, pero imposible porque acá en la esquina hay cuatro bocas, y después dijeron que se lo querían entregar a Ausa, pero supimos por el director de la empresa que es mentira”, afirmó.
“Oficialmente no hay nada, y no sabemos si detrás hay un negociado o es la política que están implementando, pero sí sabemos que lo quieren cerrar”, agregó.
En el polideportivo, ubicado en la Avenida Entre Ríos a metros de San juan, funcionan tres clubes y es un espacio deportivo y cultural al que asisten unos 300 chicos de la zona, donde confluyen cuatro barrios: Constitución, Monserrat, Parque Patricios y San Cristobal.
“Este es un predio concesionado por el gobierno de la Ciudad hace 24 años, jamás recibimos subsidios ni nada, acá cumplimos un rol social y, con una cuota mínima, tratamos de subsistir”, enfatizó Tolosa tras destacar que al establecimiento “asisten unos 300 chicos que participan en ligas de fútbol infantil, femenino y de chicos mayores, además de funcionar un merendero y apoyo escolar”.
“Todo eso desaparece si cierran, por eso vamos a defender con los vecinos, con los padres, con los chicos, a este predio”, dijo el profesor de fútbol, y añadió que “acá se formaron familias que hoy traen a sus hijos”.
En el acto vecinal, que se desplegó sobre la Avenida Entre Ríos entre Cochabamba y San Juan, los carteles y banderas daban cuenta del desarrollo de un “Festival en defensa del Deporte y la Cultura” y en reclamo de “No al cierre del Poli”, mientras el clima social revelaba la alegría, el espíritu y la fuerza para defender este histórico club barrial.