COMUNAS: SE TENSA LA CUERDA

El secretario de Gestión Comunal y Atención Ciudadana, Eduardo Machiavelli, mantuvo ayer en la Legislatura porteña una reunión con representantes de las Juntas Comunales y vecinos por el “mal funcionamiento de las Comunas”, en tanto durante el encuentro se dijo que los comuneros cobran sus salarios sin trabajar por falta de recursos para hacerlo.

La diputada kirchnerista, Gabriela Alegre,  subió el tono del encuentro, a su vez, cuando denunció que “la Auditoría General de la Ciudad está por declarar en incumplimiento a la secretaría de Machiavelli por no brindar la información que se les solicita”.

Sin embargo Machiavelli dijo en su defensa que la información requerida por la Auditoria “fue respondida en tres ocasiones”.

“Estamos sin actividad y sin recursos, hace cinco meses que estamos en cero, no hay un cronograma de transferencia de competencias, falta transparencia en los actos administrativos, no tenemos personal, ni edificios adecuados, ni teléfonos”, dijo un comunero. Y agregó: “queremos cumplir con el mandato para el que fuimos elegidos, se necesita organizar la burocracia”.

En tanto otro comunero le reprochó a Machiavelli que ni “siquiera tiene actualizada la página web, y lo más sorprendente es que revisé todos los discursos de Mauricio Macri desde que asumió en 2007 y en ninguno hace referencia a las Comuna, así que creo que Macri debe estar muy contento con usted, porque no hace nada”. “Es por esto que tienen los problemas que tienen con los propios comuneros del PRO”, agregó.

El clima imperante en el salón Montevideo del Palacio Legislativo era muy tenso y terminó de caldearse cuando al tomar la palabra un vecino dijo que “los comuneros siguen cobrando sus salarios a pesar de que no trabajan, porque no tienen los recursos”.

“No solamente el PRO desprecia a sus propios comuneros, sino que además hace 6 meses que tenemos ñoquis no comuneros porque les pagamos por lo que no hacen”, remató.

Una representante de la comuna 10, que dijo tener a su cargo las tareas de desarrollo social, indicó que durante una reunión con la ministra de esa área, Carolina Stanley, cuando le hizo saber de sus dificultades para realizar su trabajo con responsabilidad, esta le había respondido que se manejara con el número de emergencia 108.

“Entonces ante esta respuesta me quedo en mi casa mirando novelas y me manejo con el 108”, ironizó y agregó “yo no quiero llamar todo el día al 108, y entiendo como Manuel Belgrano que hacer política es hacer feliz a la gente”, señaló.

Machiavelli dijo en su defensa que “pese al pesimismo estoy encarando con mucha esperanza este proyecto, que significa además un profundo cambio cultural, además por ser una propuesta muy nueva esto potencia la posibilidad de cometer errores”.