CIERRE DE CURSOS

Los docentes porteños de la  Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-CTERA) marcharán el jueves próximo al Ministerio de Educación de la ciudad, para pedir que no se cierren 221 cursos y grados en la Capital Federal.

El secretario general del gremio, Eduardo López, sostuvo que “así como no permitimos que cambien soja por carne en los comedores escolares ni que le quiten las becas a nuestros alumnos, no vamos a permitir que el gobierno porteño financie nuestro aumento con el cierre de grados amontonando chicos en las aulas”.

La UTE se movilizó en la jornada pasada al ministerio de Educación porteño ubicado en Paseo Colón 255 para peticionar la no aplicación del decreto 1990, que habilita el cierre de cursos y grados y anunció que volverá a hacerlo el jueves por la tarde.

La reunión con las autoridades porteñas fracasó y el gremio denunció que “el macrismo pretende financiar el aumento salarial de los docentes cerrando 221 cursos, 143 en el nivel primaria, 53 en el nivel medio y 25 en terciario”.

López opinó que “el macrismo le aumenta un 50 por ciento de los subsidios a las escuelas privadas y a la pública le quiere cerrar grados”.

“Prioriza a la educación privada por sobre la pública y no entiende que esta última fue concebida como un espacio de igualación social”, opinó el sindicalista.

Por su parte, la diputada porteña por el Partido Socialista Auténtico (PSA), Virginia González Gass, sostuvo que “lo que está haciendo el macrismo es desarticular el sistema educativo de la ciudad y provocando en los alumnos una situación de inestabilidad emocional”.

González Gass añadió que “los espacios que se cierran, coinciden en general con aquellos relacionados con los sectores sociales de mayor vulnerabilidad”.