CHICAS MUERTAS

El libro de no ficción “Chicas Muertas”, de la escritora entrerriana Selva Almada, fue declarado de Interés Nacional por la Cámara de Diputados de la Nación, según informó la agencia literaria Claudia Bernaldo de Quirós.
“Chicas muertas” (Literatura Random House), que salió en abril de este año, encadena las historias de Andrea Danne, María Luisa Quevedo y Sarita Mundín, tres jóvenes asesinadas en los 80, cuyas muertes quedaron impunes y aún la palabra femicidio ni siquiera existía.
El común denominador del libro es que “son casos de mujeres asesinadas en los 80, anteriores a María Soledad (septiembre de 1990), en pueblos pequeños de provincias que no llegaron a la plana nacional, que nunca se resolvieron y donde sobrevuela la pregunta: ¿qué hubiera pasado si la gente hubiese participado?”, dijo Almada en una entrevista.
La autora, que publicó las elogiadas novelas “El viento que arrasa” y “Ladrilleros” y que fue una revelación durante el último Salón del Libro de París, logra con “Chicas muertas” consolidarse como una narradora de no ficción que, con un lenguaje literario intenso, le imprime al libro un rumbo investigativo preciso donde entrelaza todas las violencias contra las mujeres.
Además, los trabajos de Almada (Entre Ríos,1973) están en diversas antologías de cuentos, entre ellas “Die Nacht des Kometen” (Alemania, 2012); “De puntín” (Mondadori, 2008); “Poetas argentinas 1961-1980” (Ediciones Del Dock, 2007) y “Una terraza propia. Nuevas narradoras argentinas” (Norma, 2006).
Fue becaria del Fondo Nacional de las Artes con un proyecto de investigación sobre femicidio adolescente, coordina talleres en todo el país y co-dirige, junto a Julián López y Alejandra Zina, el ciclo de lecturas Carne Argentina.