BIENAL SUDAMERICANA

A fin de “resituar las expresiones culturales de América del Sur en el mundo para que sus artistas dejen de ser una cuota dentro de la diversidad y adquieran paridad con el Norte” llega ‘Sur global’, el primer encuentro de cara a la inédita Bienal Internacional de Arte Contemporáneo Unasur (Biacu), que se realizará hoy viernes próximomanera a la jornada de intercambio entre coleccionistas, curadores, artistas y críticos americanos y europeos para dar forma a la bienal que tendrá lugar en Buenos Aires en 2017 y que buscará afianzar los lazos artísticos sur-sur y reposicionar su arte a nivel internacional
“Esta iniciativa viene a llenar un espacio vacante, puesto que no existen ámbitos adecuados donde se pueda establecer un diálogo sur-sur; al tiempo que es necesario poner las expresiones artístico-culturales del hemisferio austral en paridad de condiciones con el Norte”, aseveró Jozami, titular de la Biacu.
“Al recorrer los museos del mundo uno puede notar la presencia de grandes artistas sudamericanos como Antonio Berni, Cándido Portinari, Xul Solar o Pedro Figari, pero insuficientemente representados. El objetivo es alcanzar una visión del arte pensada desde el sur”, remarcó el rector de la Universidad de Tres de Febrero (Untref).
A su entender, “algo similar ocurre con las producciones de teóricos como el argentino Néstor García Canclini o Ticio Escobar, director de Museo del Barro de Paraguay e invitado a ‘Sur Global’, que no cuentan la circulación internacional que ameritan”.
Con la intención de “mostrar el arte sudamericano de una manera plena”, ‘Sur global’ anunciará en el edificio de Antártida Argentina 1355, un concurso internacional de diseño gráfico para crear el logo oficial y otro de proyectos curatoriales de la bienal, la primera del mundo realizada en sociedad por distintos gobiernos.
En este caso, los 12 países que componen la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur): Argentina, Bolivia, Brasil, Venezuela, Uruguay, Paraguay, Surinam, Guyana, Perú, Ecuador, Colombia y Chile.
Puertas adentro, “la bienal funcionará como un instrumento para afianzar lazos culturales entre las naciones del Unasur, entendiendo que América del Sur es un continente de democracia y paz, como lo establecen sus acuerdos, y que esta iniciativa posibilitará la identificación cultural necesaria para consolidar el proceso de integración”, añadió Jozami.
“Mientras que puertas afuera significará que las expresiones culturales sudamericanas ganen presencia autónoma”, lejos de interpretaciones extrapoladas que no alcanzan a descifrar su cabal significado.
El proyecto se desarrolla en un escenario mayor donde “el concepto sur-sur ya no es geográfico y en el cual buena parte de la producción artístico cultural del Norte está agotada”, señaló el académico.
“Por motivos que tienen que ver con el mundo capitalista y el liberalismo que nos toca vivir, se han creado valores que tienen poco que ver con la historia el arte para pasar a ser fenómenos sociológicos”, remarcó.
“Uno tiene sus dudas respecto a si dentro de 500 años se hará fila para ver el kitsch monumental del estadounidense Jeff Koons o el tiburón en formol del británico Damien Hirst -dos de los artistas más caros del mercado- como ocurre con La Gioconda o Miguel Angel”, concluyó, quien da con ‘Sur global’ los primeros pasos para ampliar el mapa artístico contemporáneo internacional.
‘Sur global’ -encuentro gratuito que se desarrollará de 10 a 20 en la Costanera Norte y del que se podrá participar previa inscripción en [email protected]– será inaugurado por Jozami y la ministra de Cultura Teresa Parodi.
La jornada convocará entre otros a Diana Wechsler, curadora del Museo de la Untref; al sociólogo francés Gilles Lipovetszky; la artista francesa Tatiana Trouvé; y Luis Camilo Osorio, en representación del Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro.
Entre los artistas invitados cuentan Jorge Macchi, Daniel Santoro y Charly Nijensohn, de Argentina; Días&Riedweg de Suiza y Brasil; Voluspa Jarpa, de Chile; Claudia Casarino, de Paraguay; y Tatiana Trouvé, de Francia quienes presentarán proyectos y dialogarán con los curadores, críticos y coleccionistas.